Iñaki Williams, la pantera de San Mamés

Iñaki Williams se ha constituido en una gran promesa/ EFE

Iñaki Williams se ha constituido en una gran promesa/ EFE

La historia del Athletic de Bilbao está unida a su cantera. El equipo bilbaíno ha sabido sacar partido de los jugadores que ha ido formando a lo largo de los años. Solo en las últimas cinco campañas han salido futbolistas de la talla de Laporte, Etxeita, Muniain, Susaeta, San José o Iturraspe, por poner algunos ejemplos.

En el último medio año ha irrumpido un nuevo producto de Lezama dispuesto a quedarse en el primer equipo, hablamos de Iñaki Williams, un joven de 21 años nacido en Vizcaya de padre ghanés y madre liberiana. Para ser exactos, este todoterreno se moldeó en el Club Deportivo Pamplona, de donde el Athletic lo sacó en 2012 para incorporarlo a sus categorías inferiores. Durante dos años no pasó desapercibido y pudieron comprobar de primera mano su olfato goleador con ocho goles en catorce partidos la primera campaña y trece en dieciocho, en la segunda. En sus inicios jugaba de ‘nueve’, pero fue el técnico del Pamplona, Iban Lumbreras el que le sometió a un proceso de reubicación para que tuviese alguna oportunidad en el futuro. Así, a día de hoy, no tiene ningún problema para caer en cualquiera de las dos bandas o situarse de ariete.

Su aventura en primera división comenzó hace menos de un año, concretamente el 6 de diciembre contra el Córdoba con la difícil tarea de reemplazar a un peso pesado como Aduriz. Su debut no fue el soñado porque terminó con derrota. Pero, sin duda, uno de los partidos en los que más destacó la temporada pasada fue ante el Real Madrid en San Mamés en el que, aunque no marcó, fue un auténtico quebradero de cabeza y se metió al público en el bolsillo.

Esta temporada no comenzó bien para él, una lesión muscular le apartó de los terrenos de juego más de lo que esperaba y por momentos temió quedarse fuera de los planes de Valverde. Sin embargo, la continuada ausencia de Muniain, debido a su lesión de ligamentos, le ha permitido recuperar la posición y ser el socio perfecto de Aduriz. Su progresión no parece tener límites y ya ha marcado seis goles en estos primeros meses, algunos de ellos para enmarcar.

Actualmente ostenta el récord de jugador más rápido de la Liga BBVA con 35’71 Km/h, una cifra a la que en Europa solo llegan figuras como Robben o Walcott. Su velocidad es una de las claves y la razón fundamental de que terminase en la banda. Pero no solo vive de sus zancadas de dos metros, ya que Williams es considerado por algunos críticos como la mezcla perfecta entre Kluivert y Eto’o por sus desmarques, sus goles o la calidad de sus pases. En estos últimos meses están intentando mejorar su juego aéreo, una asignatura en la que falla a pesar de medir 1’86 metros. Destaca también por su fuerza y hay que añadir que incluso se sacrifica en tareas defensivas.

El delantero tiene contrato hasta 2017 y una cláusula de rescisión de 20 millones, una cantidad que varios conjuntos europeos, entre ellos el Real Madrid y la Juventus se están planteando abonar para sacar de su hábitat a esta pantera. Lo más seguro es que Urrutia le proponga firmar una ampliación en breve para no desprenderse de su última perla.

Su mezcla de culturas no supone un problema, más bien todo lo contrario. Se siente vasco y para él es todo un honor representar a España en la sub 21 pero eso no significa que deje de lado sus raíces africanas. El pasado humilde de su familia le sirve para mantener los pies en el suelo aunque esté viviendo un sueño y nunca olvida que sin esfuerzo no se consiguen los resultados. La selección de Ghana lo sigue muy de cerca e intenta conseguir que se una a su escuadra, sin embargo, todo hace indicar que finalmente escogerá a la selección española en el momento que lo llamen.

Williams ya sabe lo que es vibrar cuando ‘La Catedral’ corea tu nombre, un reto que no está al alcance de todos y mucho menos siendo tan joven. Pero el Athletic solo entiende de dos colores, que son los reflejados en su camiseta y está encantado de animar a su primer jugador de color que marca un gol en toda su historia.

Miriam Castrillo

Filóloga de profesión, he trabajado como correctora en El Norte de Castilla y ahora junto mi trabajo con mi pasión, el fútbol, en La Paradinha. Además del fútbol también leo, juego al pádel y hago running.

2 comments