Independiente, del infierno al purgatorio

Mancuello, principal referente ofensivo de Independiente/ Getty Images

Mancuello, principal referente ofensivo de Independiente/ Getty Images

Existe un refrán muy conocido que dice que no hay mal que por bien no venga. Sin duda se le puede aplicar a Independiente, uno de los cinco grandes del fútbol de Argentina y en su momento el mayor ganador de torneos internacionales. El “Diablo” de la ciudad de Avellaneda salió del infierno del primer descenso de su historia y ahora se encuentra en el purgatorio de un buen presente futbolístico e institucional en este segundo semestre de 2014.

Tras una aguda crisis a todos los niveles en los últimos dos años, el equipo donde surgió Ricardo Bochini volvió a la Primera División, eligió al poderoso gremialista Hugo Moyano como presidente, comenzó a sanear su economía, contrató a un nuevo entrenador (Jorge Almirón) y algunos jugadores de poco nombre, conservó la base del conjunto ascendido y hasta aquí ha realizado una meritoria campaña, peleando los primeros tres lugares del Campeonato Ramón Carrillo.

A pesar de no tener las grandes estrellas de antaño, Independiente presenta un juego ofensivo con futbolistas útiles que, no siendo delanteros, sin embargo aportan peligrosidad en cada ataque y hasta goles. El caso más notorio es el de Federico Mancuello, surgido de las divisiones inferiores, que jugando como mediocampista y últimamente como lateral por la izquierda ha marcado ocho goles, siendo el máximo artillero del equipo, siete de ellos consecutivos. Algo similar muestra el bahiense Francisco Pizzini, hábil y que llega con frecuencia a la red. Hasta el guardameta, el excelente Diego “Ruso” Rodríguez, ha convertido tres goles ejecutando penales, como en la jornada 12 cuando definió el clásico ante San Lorenzo como visitante.

Ellos y otros valores poco conocidos como Cuesta, Figal, Zapata o Riaño han eclipsado a los de experiencia como Tula, Jesús Méndez, el goleador Penco o el mismísimo Daniel “Rolfi” Montenegro, que igualmente suman su habitual calidad para ensamblar un rojo que, en silencio, se ubica tercero a cinco puntos del imparable River Plate, el líder con 28 puntos.Con un perfil mucho más bajo después de aquella negra época de la B Nacional, Independiente está otra vez arriba y puede soñar con pasar del purgatorio de una buena campaña al cielo, difícil por ahora, del título.

Diego Yamus

Argentino. Soy periodista deportivo hace 21 años mi hábitat ha sido normalmente las ondas radiofónicas. Colaboro en La Paradinha y en el blog Sporting África. No me gusta el sensacionalismo, los rumores o la crítica destructiva. Amo el averiguar permanentemente el pasado para entender el presente y el respeto por los nombres o apellidos bien escritos.