La ineludible eliminación del Real Madrid

Por mucho que recurra el Real Madrid, la eliminación por alineación indebida es insalvable/ Reuters

Por mucho que recurra el Real Madrid, la eliminación por alineación indebida es insalvable/ Reuters

Ayer por la tarde Florentino Pérez dio una rueda de prensa que cumplió con la expectativas de muchos. Da igual que el Real Madrid haya caído en una infracción flagrante con la alineación de Cheryshev, en la ‘casa blanca’ parece que son de escurrir el bulto y proclamar su inocencia pese a que todas las pruebas indiquen lo contrario. El argumento en el que se escuda el cuadro merengue es que no tenían comunicación alguna de la sanción del joven internacional ruso por lo que no se le puede acusar de alineación indebida que suponga su eliminación en la Copa del Rey, pero como bien dice una máxima del Derecho, el desconocimiento de la norma no exime de cumplirla.

Para sortear esta máxima, la plana mayor del Real Madrid, con Emilio Butragueño (director de relaciones institucionales del club) a la cabeza, se acoge al artículo 41.2 del Código Disciplinario de la RFEF que exime de responsabilidad si no se ha recibido notificación alguna: «Ello no obstante, dichas resoluciones no producirán efectos para los interesados hasta su notificación personal». Sin embargo, el club blanco se ha obcecado en este artículo sin hacer caso al que viene a continuación, el 41.3 que reza así: «Las notificaciones a los jugadores, entrenadores, técnicos, delegados y directivos podrá realizarse en el club o SAD al que pertenezcan en cada momento. La misma, será válida a todos los efectos». Es decir, que si el Villarreal recibió notificación la temporada pasada de que Cheryshev había sido sancionado (algo que por lo visto consta), la sanción estaría vigente y pese a su desconocimiento el Real Madrid habría incurrido en alineación indebida.

Pero para más inri, parece que el Real Madrid sí conocía de la existencia de la sanción al jugador ruso, por lo menos parte del club, que ignoró esa información y perjudicó claramente a su equipo. Emilio Rosanes González, exárbitro de fútbol, asegura haber avisado al Real Madrid de la imposibilidad de jugar de Cheryshev frente al Cádiz en la Copa del Rey, aviso al que le hicieron oídos sordos. «Una vez que vi que Cheryshev entraba en la convocatoria mandé un fax al Real Madrid con una información detallada, ya que soy analista deportivo profesional y me dedico a estudiar cada partido y cada detalle al milímetro. Intenté avisar al Real Madrid pero como no trabajo para ellos, aunque sí lo hago para otros equipos profesionales, me fue difícil llegar a alguien del club», afirmó Rosanes, que fue el que avisó a Tiempo de Juego de COPE (los que levantaron la liebre) de la alineación indebida del ruso.

Rosanes que también se dedica al análisis estadístico de fútbol con una pequeña empresa nunca pensó que podía pasar lo que ocurrió, ya que la estructura madridista (en condición de club grande) se sobreentiende como lo más profesional en el mundo del fútbol. «Pensé que el Real Madrid detectaría este error dada la infraestructura que tiene» declaró el antiguo colegiado, sin embargo no fue así y la mofa se cierne sobre el Real Madrid (se esperan prolíficas chirigotas hablando del tema en el próximo carnaval de Cádiz) y y hay alusiones simpáticas como la que ha hecho el Mérida, próximo rival del Cádiz.

 

El Mérida ha aprendido la lección. Fuente: Mérida AD

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera