Rueda el balón en África

Dieciséis selecciones buscarán ser la mejor de África/ Orange

Dieciséis selecciones buscarán ser la mejor de África/ Orange

La Copa Africana de Naciones vuelve dos años después de la manera más controvertida posible, porque a solo de unos meses de que comenzara hubo un polémico cambio de sede a raíz de la epidemia de ébola que azota el oeste del continente africano. Una vez solventada esta incidencia y con todo listo para que arranque mañana la competición, dieciséis países se afanarán en convertirse en el ‘Rey de África’, un título que no tendrá defensor en esta edición pues el vigente campeón, Nigeria, no logró su clasificación.

Grupo A

En este primer grupo se encuentra el anfitrión, Guinea Ecuatorial, que es una auténtica incógnita, pues si bien no es una de las selecciones con mayor potencial del continente africano, el jugar ante su público potencia sus opciones, no en vano alcanzó los cuartos de final en la Copa de África de 2011 que también se disputó dentro de sus fronteras. El combinado de la excolonia española sólo posee un par de jugadores que jueguen en ligas de un calado aceptable: Balboa en Portugal con el Estoril y Emilio Nsue en la Champioship inglesa con el Middlesbrough, el resto juegan en competiciones de menor calidad como nuestra Segunda B (que aporta hasta siete futbolistas a esta selección) o ligas exóticas como la hindú o la ecuatoguineana. Por tanto, su seleccionador, el argentino Esteban Becker, debe paliar la falta de experiencia de sus muchachos con trabajo duro para hacer frente al resto de selecciones, a priori, más fuertes.

Burkina Faso es el principal favorito para lograr la clasificación en este grupo. Subcampeones de África en 2013 y a las puertas de Brasil 2014 (fueron eliminados en última instancia por Argelia) la selección que comanda Pitroipa es una selección disciplinada gracias a la mano del belga Paul Put que lleva tres años al frente de ‘los potros’. Jugadores como Bakary Koné (Olympique de Lyon), Jonathan Zongo (Almería) o Alain Traoré (Lorient) tendrán mucho que decir y de su aportación dependerá en gran medida lo que pueda hacer el combinado burkinés en la Copa África.

El grupo lo completa dos selecciones muy parejas que si logran superar a la anfitriona tendrán muchas opciones de optar a una plaza de cuartos de final. Gabón (que co-organizó la Copa de África del 2011 con Guinea Ecuatorial) llega tras hacer un excelente grupo de clasificación donde no tuvo problemas de lograr el primer puesto ante selecciones como Angola o Burkina Faso (con quien se reencuentra de nuevo). El mítico central del Oporto, Jorge Costa, es el seleccionador de unas ‘panteras’ que dependen demasiado del estado de forma de su rutilante estrella, el delantero del Borussia Dortmund, Pierre Aubameyang. El Congo, por su parte, no tiene a su estrella en el terreno de juego sino en el banquillo, pues está dirigido por el gran Claude Le Roy, un experto en el fútbol africano donde la selección congoleña será el quinto combinado de África que dirija. Como la Camerún de Francia 98 o la Senegal de  los 90, el combinado congoleño bebe de las enseñanzas de Le Roy y combina a la perfección fuerza física y técnica depurada. Son los culpables de que Nigeria no esté en esta Copa África.

Jugadores procedentes del fútbol español

Guinea Ecuatorial: Belima (Real Madrid Castilla), Fabiani (Xátiva), Kike (Mallorca B), Embela (Málaga B), Igor (Tropezón), Ibán (Valencia Mestalla) y Ganet (San Sebastián de los Reyes)

Burkina Faso: Zongo (Almería)

Gabón: Madinda (Celta)

Congo: Thievy (Almería)

Grupo B

Campeones del mundo sub-20 en 2007 y de la Copa de África en 2012, Zambia está viviendo su mejor momento futbolístico pese a no consagrarlo con la  clasificación para Brasil 2014. La selección que arriba a esta edición del torneo africano de naciones ya no está dirigido por el galo Hervé Renard, el artífice de la victoria del 2012, pero aún se mantienen jugadores como Sunzu, Mulenga o Kalaba que si saborearon la gloria de ser campeones y que darán la cara para que los ‘Chipolopolo’ logren el pase a cuartos. Su poderío defensivo y jóvenes promesas como Musonda o Ngoma pueden ser clave para ello.

Tras un bache que le ha llevado casi cinco años fuera de la élite, Túnez vuelve con más hambre que nunca, sólo hace falta ver la impecable manera para la que se clasificaron para esta edición de la Copa de África. Sin grandes nombres en el plantel como tenía anteriormente, las ‘águilas de Cartago’ tienen un bloque compacto y bien trabajado por su seleccionador el belga Georges Leekens y si siguen en esa dinámica ascendente se convertirá en un claro aspirante para convertirse en campeón de África, un honor que lleva más de diez años sin saborear.

Uno de los entrenadores con más prestigio en África, Florent Ibengé, dirige a un combinado con varios jugadores que juegan a buen nivel en tierras europeas como Oualembo (Académica Coimbra), Mulumbu (West Brom), Kebano (Charleroi), etcétera. Esa es la selección de la República Democrática del Congo. Los ‘Leopardos’, son un reflejo del buen nivel de los clubes de su país, el Mazembe y el Vita Club, que dominan el continente con un fútbol vistoso y no falto de intensidad. El punta Mbokani será el referente ofensivo tras la sorprendente ausencia de Trésor Mputu. Por otro lado está el combinado de Cabo Verde que logró su clasificación para el torneo continental sin problemas. Dirigidos por Rui Aguas (exjugador del Benfica y Oporto e hijo del mítico José Aguas), los ‘tubarões azuis’ son un bloque bien trabajado, con un fútbol donde las bandas tienen gran importancia y que bebe de la ‘escuela portuguesa’ donde se han formado casi la totalidad de sus futbolistas. Debutan en estas lides.

Jugadores procedentes del fútbol español

R. D. Congo: Cedrick (Osasuna)

Cabo Verde: Garry Rodrigues (Elche)

Argelia una de las favoritas a alzarse con el título/ APS

Argelia una de las favoritas a alzarse con el título/ APS

Grupo C

Sin duda el grupo más difícil de pronosticar quién va a lograr el pase a cuartos, debido el gran nivel que atesoran sus componentes. Tras ser una de las sorpresas del pasado mundial, Argelia se postula como la principal favorita para pasar de ronda. Ya no está Vahid Halilhodzic al frente de los ‘zorros del desierto’ que ha sido sustituido por Christian Gourcuff con el objetivo se seguir la hoja de ruta dejada por el bosnio y llevar a la mejor generación de futbolistas argelinos de la historia, gracias a la nacionalización masiva de futbolistas nacidos en Francia, a un título que se le resiste desde hace 25 años. Sólo hace falta decir unos pocos nombres del combinado argelino, como Brahimi, Slimani, Bentaleb, Belfodil o Feghouli, para constatar que estamos ante un equipo que rebosa calidad.

Tímidamente en declive pero con un pasado reciente importante, está Ghana que comanda en esta ocasión el experimentado técnico israelí Avram Grant. El extécnico del Chelsea dará orden y criterio a un equipo que defensivamente puede sufrir mucho debido a que sus zagueros tienen poca experiencia de competición (a excepción de Mensah y Afful). Otra traba para las ‘estrellas negras’ es la ausencia de uno de sus habituales atacantes Kwadwo Asamoah que dejará su sitio a Jordan Ayew quien acompañará en el once a la principal figura ghanesa, el goleador Asamoah Gyan. Ojo también a su línea de tres cuartos con hombres como Atsu o Badu.

Luego está Senegal la tercera en discordia en lograr una de las dos plazas para cuartos. Los ‘leones de Teranga’ pueden presumir de tener un envidiable ataque a pesar de no estar entre los 23 elegidos Demba Ba. Papiss Cissé (estilete ‘magpie’) Sow (Fenerbahçe), Mame Diouf (Stoke) o Mané (estrella del Salzburgo que se ha adaptado a la perfección en el Southampton) forman dinamita pura que puede llevar a la Senegal que dirige Alain Giresse a pelear perfectamente por el título. Los ‘Bafana, bafana’ cierran el grupo. Los sudafricanos, son a priori, los rivales más débiles del grupo, y más ahora que están tocados psicológicamente tras el asesinato de su portero Renzo Meyiwa. Con un equipo formado casi exclusivamente por jugadores de la liga doméstica y sin su máxima figura el ‘ajacied’ Serero, Sudáfrica se encomendará a su fortaleza en el mediocampo para poder sacar puntos que le lleven a soñar con el pase.

Jugadores procedentes del fútbol español

Argelia: Cadamuro (Osasuna), Lacen (Getafe), Feghouli (Valencia) y Kadir (Betis)

Ghana: Razak (Mirandés)

Senegal: N’Diayé (Betis) y Diop (Levante)

Grupo D

Dos potencias en África que luego en los mundiales no dan el do de pecho: Camerún y Costa de Marfil. Los primeros están en medio de un cambio generacional donde Assou-Ekotto, Webó y Eto’o han dado paso a jóvenes como Bagnack, Ekeng o Etoundi en un equipo que sigue comandado por el alemán Volker Vinke. El estupendo momento que vive su capitán, el sevillista Stephane M’Bia y la pólvora de sus atacantes Aboubakar y Choupo-Moting pueden decir mucho de las aspiraciones de los ‘leones indomables’ que en la fase de clasificación (donde batieron con comididad a su rival de grupo, Costa de Marfil) demostraron que van a por todas.

Por otra parte está Costa de Marfil. Los ‘elefantes’ se encomendaron al técnico que obró el milagro con Zambia, Hervé Renard, para que los llevara a triunfar en tierras ecuatoguineanas, pero de momento parece que el combinando naranja no ha sido mejor que cuando lo entrenaba Lamouchi. Pese a tener nombres como Touré Yaya, Gervinho, Doumbia, Bony, Aurier o Tioté la selección marfileña se clasificó para esta Copa África de una manera deslucida y haciendo gala de muchos problemas defensivos, lo que supone muchas dudas de cara a su participación a este torneo, que puede ser la última oportunidad de esta generación de futbolistas de levantar por fin un título con su selección.

Comandado por otro experto del fútbol africano como el polaco Henryk Kasperczak (que llevó a Tunez al mundial de Francia 98), Mali se presenta como una incógnita en Guinea Ecuatorial 2015, pues pese a no tener nunca una selección potente, de vez en cuando da algunas sorpresas como la de la pasada edición de la Copa de África que alcanzó las semifinales. Con jugadores interesantes como el delantero Yatabaré, el combinado maliense sigue liderado por el insustituible veterano Seydou Keita. Por último está Guinea Conakry, una selección que mezcla futbolistas contrastados en Europa como Yattara o Ibrahima Traoré con otros futbolistas que se pasean por las competiciones más modestas del Viejo Continente. Pese a ser un fijo en las últimas ediciones de la competición africana de naciones nunca ha llegado más lejos de los cuartos de final y en esta edición parece que tampoco lo conseguirá pues a duras penas superó a Uganda para clasificarse y su juego es denso y predecible.

Jugadores procedentes del fútbol español

Camerún: Raoul Loé (Osasuna), Bagnack y Onda (Barcelona Atlétic), M’Bia (Sevilla) y Ekeng (Córdoba)

Costa de Marfil: Eric Bailly (Espanyol)

Guinea Conakry: Bouba Camara (UCAM Murcia)

Nacho Martín

Periodista. Mis inicios están en la prensa deportiva local. Curioso por naturaleza, me gustan las historias en la que el fútbol es el protagonista.