‘The Rise of the MLS’

El New York City de Villa una de las nuevas franquicias/ Bryan Smith

El New York City de Villa una de las nuevas franquicias/ Bryan Smith

Horas para que comience la vigésima edición de la Major League Soccer, un campeonato en auge que ya se podría incluir entre las diez ligas más importantes del planeta fútbol. Y este auge se puede plasmar en los recientes contratos de retransmisión televisiva que ha firmado en Europa donde Eurosport emitirá las próximas cuatro temporadas de la MLS en Europa occidental a excepción del Reino Unido donde ha sido Sky Sports quien se ha hecho con los derechos también por cuatro años.

Teniendo en cuenta que, en los Estados Unidos, los derechos de emisión de los partidos de la MLS a partir de esta campaña pasan a costar unos 90 millones de dólares (cerca de 80,4 millones de euros) por temporada,  y que, por otro lado, Sky demostró su potencial adquisitvo al comprar por 4,2 mil millones de libras (cerca de 5,5 mil millones de euros) los derechos televisivos de la Premier League hasta 2019, y Eurosport el poder emitir sus derechos sobre la MLS en gran parte de Europa (mayor territorio cubierto, mayor coste del producto a emitir), dejan entrever los cuantiosos ingresos que la competición norteamericana ha obtenido en su desembarco televisivo en Europa.

Salvaguardando las distancias entre el campeonato nacional de fútbol más caro del mundo en lo que respecta a los derechos de televisión (la Premier) y una liga no europea, se ve que el dinero que está llegando al fútbol de la ‘tierra de oportunidades’ repercute en el progresivo desarrollo de un ‘soccer’ que cada vez traspasa más fronteras.

— Major League Soccer (@MLS) febrero 26, 2015


Siempre en dinámica ascendente

En mayo del año pasado, la MLS llegó un acuerdo para la venta de derechos televisivos (que incluyen los partidos de la selección masculina de Estados Unidos) para el periodo 2015-2022 que quintuplicó los valores en vigor hasta la última temporada. Los 18 millones de dólares (unos 16 millones de euros aproximadamente) que ganaba la MLS por la emisión de partidos han pasado a ser 90 millones anuales que serán abonados por el triunvirato que se reparte esos derechos: ESPN y Fox para el mercado de habla inglesa con el pago 75 millones de dólares, y Univision para el mercado latinoamericano tras el pago de 15 millones de dólares. Esta dinámica ascendente en cuanto ingresos repercute en todos los aspectos de la Major League Soccer que inicia una etapa de auge que bien podría conocerse como ‘The rise of the MLS’.

La Major League Soccer surgió tras la experiencia exitosa del mundial 1994, donde se constató que había una fuerte demanda por ver encuentros de ‘soccer’ (sobre todo gracias a la emigración latinoamericana) y el reconocimiento que tenían jugadores nativos como Tony Meola, Alexi Lalas o Eric Wynalda. Así en 1996 arrancó una edición con diez equipos y pronto mostró un carácter ambicioso al ampliar la liga a doce dos años más tarde  y al convencer a jugadores reconocidos como Jorge Campos, Lubos Kubik, ‘el Pibe’ Valderrama, Roberto Donadoni, Walter Zenga, Thomas Ravelli o Lothar Matthäus. Pero esa ambición no se correspondía con el desarrollo esperado y la competición se estancó y hubo que replantear el modelo de negocio de la MLS algo que costó la desaparición de dos equipos: Miami Fusion y Tampa Bay Mutiny (ambos de Florida).

Varios acontecimientos serían claves para reflotar esta competición. Así, el buen papel de la selección estadounidense en el mundial del 2002 (donde alcanzó los cuartos de final), el suscribierse a las normas de la IFAB (el organismo de la FIFA que dirime las reglas de juego), la creación de estadios específicos de fútbol, la ampliación de nuevos equipos, la exportación de jugadores a Europa como Tim Howard o DaMarcus Beasley, o la expansión hacia Canadá con la inclusión del Toronto FC en la liga (donde ya hay tres clubes de ese país tras la entrada de Vancouver Whitecaps y Montreal Impact) supusieron el resurgimiento de la MLS que llegaría a su punto álgido en 2007 con el fichaje de David Beckham por Los Angeles Galaxy.

A partir de la llegada de Beckham, la MLS ha ido creciendo como marca como nunca se había visto: mayor cantidad de ingresos por merchandising y televisión, aumento de asistencia del público que le ha llevado a ser la cuarta ‘major’ en ese aspecto superando a la NHL de hockey hielo, llegada de jugadores de nivel como Alessandro Nesta, Thierry Henry, Robbie Keane o Juan Pablo Ángel, ampliación de equipos para cubrir las plazas más importantes de Estados Unidos y Canadá, y capacidad de ‘repatriación’ de jugadores nativos que triunfan en Europa como Claudio Reyna o Clint Dempsey.

David Beckham marcó un antes y un después en la MLS/ PA Photo

David Beckham marcó un antes y un después en la MLS/ PA Photo

Presente y futuro garantizado

Constatada su dinámica ascendente y con la gran puerta a Europa que le supone sus acuerdos con Sky Sports y Eurosports, la MLS arranca esta madrugada su vigésima temporada con más fuerza que nunca. Su crecimiento económico le permite arrancar con dos equipos nuevos como el New York City FC (ligado a equipos con gran reconocimiento como Manchester City y la franquicia de béisbol New York Yankees) y el Orlando City (que supone reabrir el mercado de una zona próspera como Florida) que harán olvidar uno de los pocos traspiés  que ha tenido la liga norteamericana (la desaparición del Chivas USA) y con fichajes estelares como los de Lampard y Villa (New York City), Giovinco (Toronto FC), Gerrard (Los Angeles Galaxy) o Kaká (Orlando City) lo que garantiza que el espectáculo y la rentabilidad está asegurada.

Y es que la Major League Soccer es un campeonato aseado y con clara ambición expansionista. Don Garber, comisionado de la MLS, aseguró que pese a las grandes contrataciones todos los equipos participantes tienen balances económicos equilibrados gracias en gran medida a las normativas del tope salarial y el éxito de la  Soccer United Marketing (empresa que gestiona el marketing de los clubes), algo que se acentuará positivamente cuando la competición se amplíe con nuevos equipos (en 2017 se unen un equipo de Atlanta y otro de Los Angeles) y acometan el asalto al mercado asiático.

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera