Una competición de Oro

Estados Unidos es la principal favorita a reeditar el título/ USA Today

Estados Unidos es la principal favorita a reeditar el título/ USA Today

La próxima semana entra juego una nueva edición de la Copa Oro, la competición más importante de la CONCACAF y que dirime la mejor selección de la parte norte del continente americano además de dar una plaza para la próxima Copa Confederaciones de Rusia 2017. Tras cuatro ediciones celebrándose exclusivamente en Estados Unidos el certamen de este año, además de darse en suelo estadounidense como es tradición, esta Copa Oro, previa a la Copa América Centenario del año que viene, se celebrará también en Canadá que aporta una única sede, Toronto.

Grupo A

Los anfitriones son los grandes favoritos para esta Copa Oro 2015 no en vano son los actuales detentadores del título y desde la llegada de Jürgen Klinsmann a la dirección técnica del combinado norteamericano, su fútbol ha ido creciendo tal y como demostró en Brasil 2014. Estados Unidos cuenta con jugadores curtidos como Beckerman, Dempsey o Michal Bradley que darán equilibrio al juego ‘yankee’ mientras que la calidad necesaria para que los resultados sean favorable vendrán dada por los jóvenes que muestran su fútbol en Europa, como pueden ser Brooks (Hertha Berlín), Yedlin (Tottenham), Johansson (AZ Alkmaar) o Chandler (Eintracht Frankfurt). Las expectativas puestas en la selección de las barras y estrellas son muy altas por lo que no llegar a la final se consideraría un auténtico fracaso.

Tras una participación discreta en Brasil en donde sólo pudo hacer frente a la selección de Ecuador, Honduras llega para deshacerse de la imagen de defensa frágil y ataque inoperante que dejó en el certamen brasileño y realizar un meritorio papel en la nueva etapa iniciada por Jorge Luis Pinto. El técnico que llevó a la gloria a Costa Rica en el pasado mundial es el principal atractivo del combinado ‘catracho’ que espera inculcar en sus nuevos pupilos el desparpajo y la brega hasta el fin que ya hicieron gala los ‘ticos’. La selección hondureña sigue aferrándose a las mismas figuras, véase Maynor Figueroa, Najar, Valladares, Boniek García o Beckeles de quienes dependerá mucho el devenir ‘catracho’ en esta Copa Oro.

Panamá y Haiti son las selecciones que completan este primer grupo. La primera es una selección que vive un buen estado de forma y una evolución aceptable aunque siempre le falta dar el último paso, que en su caso es ganar la Copa Oro (fue subcampeona en 2005 y 2013) y lograr clasificarse para una cita mundialista. El ‘Bolillo’ Gómez es el que comanda a un combinado ‘canalero’ para el cual ha preferido jugadores que desempeñen su fútbol en el continente americano. Haití, por su parte, está lejos de aquella época dorada cuando exportaba decenas de jugadores a la liga francesa y logró disputar una cita mundialista (Alemania 74), por lo que el cometido de los haitianos en este certamen es terminar sin sufrir un duro correctivo.

Grupo B

Después de un estupendo mundial, los futbolistas de Costa Rica llega con la sensación de que ellos mismos son los que marcan las fronteras. Ya no está el director de orquesta de aquella sinfonía que tan bien le salió a los ‘ticos’ en Brasil, Jorge Luis Pinto, pero desde la federación costarricense se ha apostado por seguir una línea continuísta al darle el mando al exjugador Paulo Wanchope, asistente de Pinto durante los últimos cuatro años. El que fuera futbolista del Málaga o el Manchester City seguirá confiando en el mismo bloque que confiaba el técnico colombiano donde sobresalen nombres como el del veterano Michael Umaña, el deportivista Borges, la ‘comadereja’ Bryan Ruiz, Gamboa o Joel Campbell. Sin embargo una de las piezas claves del conjunto tico no estará por precaución médica, se trata del guardameta Keylor Navas que pese a su suplencia en el Real Madrid no ha perdido ni un ápice de su dominio de la portería como se vio en el reciente amistoso con la selección española. Otra baja importante, también por lesión, será la de Yeltsin Tejeda.

La selección principal a hacer frente a Costa Rica en este Grupo B es Canadá. Los coanfitriones están dirigidos por el español Benito Floro, encargado de dotar a ‘the canucks’ de una idea de juego y una identidad tras un año de entrenadores interinos donde el caos se adueñó de la selección canadiense. El tener ahora tres equipos en la Major League Soccer ha beneficiado al fútbol canadiense al despertar mayor interés por el balompié en la población y al generarse mayor número de futbolistas en las academias del país. Sin embargo aún están lejos del nivel exhibido por sus vecinos estadounidenses y la mayoría de sus futbolistas se curten en ligas menores europeas. Entre sus filas cuentan con viejos conocidos como Julián de Guzmán.

Tras dejar buen sabor de boca en la reciente Copa América donde pese a sus limitaciones de calidad demostró ser un equipo bien ordenado y con gran despliegue físico, Jamaica llega a la cita de la CONCACAF como la selección más rodada pues diecisiete futbolistas repiten convocatoria tras estar en Chile. El Salvador completa este grupo. La ‘Selecta’ está entrenado por el español Albert Roca que fue asistente de Frank Rijkaard tanto en el Barcelona como en el Galatasaray y la selección de Arabia Saudí, y tiene como principales referencias al delantero del Fredrikstad noruego Rafael Burgos o al contundente zaguero Alexander Mendoza.

Jugadores procedentes del fútbol español

Costa Rica: Borges (Deportivo La Coruña) y Campbell (Villarreal)

Canadá: Piette (Deportivo B)

Tras fracasar en la Copa América, México tiene como reválida la Copa Oro/ AP

Tras fracasar en la Copa América, México tiene como reválida la Copa Oro/ AP

Grupo C

Es en esta competición en la que la México del ‘Piojo’ Herrera lleva su mejor equipo debido a las ganancias metálicas que tiene además de lo valioso que sería el premio final, el pase a la Copa Confederaciones. La ‘México B’ tuvo una actuación bastante pobre en Chile terminando en último lugar en su grupo con tan solo dos empates, por lo que Miguel Herrera deberá resarcirse y alcanzar su objetivo en la Copa Oro, que es coronarse como campeón, para ello lleva lo mejor que ha dado el fútbol azteca: ‘Maza’ Rodríguez, Héctor Herrera, los hermanos Dos Santos, Andrés Guardado, Oribe Peralta, Carlos Vela, Miguel Layún… siendo las únicas bajas destacables las pocas estrellas que fueron con el ‘equipo B’ a la Copa América (a excepción de Jesús Corona que es el único que repite): Rafa Márquez, Raúl Jiménez o Javier Aquino.

La vecina Guatemala será el principal rival de la ‘Tri’ mexicana. Llama la atención que teniendo la mejor liga de toda Centroamérica con equipos punteros como el Comunicaciones o el Municipal, la selección guatemalteca siempre ha estado a la sombra del resto de combinados de su región (a excepción de Nicaragua y Belice que siempre han sido las cenicientas centroamericanas). Con un fútbol que pretende ser vistoso pero sin dejar de lado ser efectista la selección del quetzal se encomendará a su estrella Marco Pappa para alcanzar el objetivo mínimo, los cuartos de final.

Lejos ya del mundial de Alemania 2006 donde la selección de Trinidad y Tobago contaba con algunas figuras en su madurez como Dwight Yorke o Shaka Hislop, actualmente los ‘Soca Warriors’ son un equipo que está finalizando su cambio generacional y cuyo rendimiento es aún incierto. El experimentado delantero Kenwyne Jones será su figura más visible. Cuba por su parte llega a esta Copa Oro 2015 con el cartel de selección más débil del campeonato (con permiso de Haití). Con una selección formada exclusivamente por jugadores del campeonato local, ‘los leones del Caribe’ han presentado una ligera mejoría en lo últimos años (cuartofinalista en la última Copa Oro) y querrán seguir en esa senda para gloria de un país que sigue ignorando el fútbol y alabando el béisbol.

Jugadores procedentes del fútbol español

México: Giovanni y Jonathan dos Santos (Villarreal), Vela (Real Sociedad) y Ochoa (Málaga)

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera