César Arzo: “Ahora me duele más la eliminación contra el Arsenal”

 

César Arzo está muy cómodo en su actual club / Twitter

César Arzo nació en Villarreal y se hizo futbolista en el equipo de su ciudad con el que debutó en Primera División cuando tenía sólo 17 años. El central vivió los mejores años del equipo amarillo en Europa con el recuerdo imborrable de aquella semifinal de Champions ante el Arsenal. También es casi imposible de olvidar su marcaje a Henry en el partido de ida. Tras su periplo en casa nunca ha vuelto a estar más de dos años en un club. Ha vestido la camiseta de cuatro equipos más en España y otros cuatro fuera de nuestras fronteras. El ‘trotamundos’ del fútbol César Arzo ha atendido muy amablemente la llamada de La Paradinha.

Pregunta: ¿Cómo llega César Arzo al Kairat Almaty y cómo le va en Kazajistán?

Respuesta: Estaba en Grecia, donde habíamos ganado la Copa con el AEK y llega este equipo con la necesidad de fichar urgentemente un defensa y pagaron mi cláusula de rescisión. La verdad que era un cambio bastante grande pero nos fue bastante bien, cuando llegué ganamos un título, la Supercopa de Kazajistán, y ahora estamos peleando con el Astana por la liga. A ver si fallan y podemos aspirar al título. Tras un mal comienzo ahí estamos, estamos en la pelea.

P: Kazajistán es un país en el sufren temperaturas muy bajas, ¿cómo lleva alguien de Villarreal vivir con tanto frío?

R: Ahora todavía no ha empezado el frío, lo que se dice frío, pero la temporada pasada jugamos la final de Copa con un palmo de nieve, hemos llegado a jugar a -10 o incluso -15 grados. Es muy incómodo esa sensación de jugar con los pies fríos pero una vez que se pone el balón a rodar ya sólo te centras en jugar como se pueda.

P: Desde la llegada de Carlos Alós al banquillo el equipo ha mejorado mucho, os ha venido muy bien, ¿no?

R: Sí, se encontró un grupo desanimado, físicamente fatal, con los ánimos por los suelos después de quedar eliminado en las previas de la Europa League con un equipo desconocido, estábamos todos muy tocados. El míster está haciendo una gran labor, ha cambiado muchas cosas y ha levantado el ánimo del equipo. Con su trabajo duro y el nuestro hemos pasado de estar muy mal a estar en la pelea y meterle presión al Astana.

P: Hablas de meter presión, es cierto que queda poca liga, pero ¿tan favorito ha sido el Astana en todo momento para que dependáis tanto de un error suyo a pesar de vuestra buena racha?

R: Nosotros no podemos fallar, un error nuestro sería conceder la liga al Astana. Hace seis, siete meses hicimos las cosas mal, perdimos muchísimos puntos en el principio de la temporada y eso lo tienen de ventaja. Ahora en el final lo estamos pagando y a pesar de estar en una muy buena racha ellos tienen que perder puntos para que podamos ganar el título.

P: Decías que os dolió mucho la eliminación en la Europa League, ¿vosotros os veías capacitados para estar en la fase de grupos o ibais ronda a ronda?

R: Al final es cómo ocurre. El año pasado caemos eliminados también en segunda ronda contra el Maccabi Tel Aviv, pero bueno, son dos grandes equipos que se enfrenten y sólo puede quedar uno. En cambio esta vez ha sido contra el Skënderbeu que es casi desconocido, al final es verdad que es buen equipo y ha llegado a la fase de grupos, pero la realidad es que nosotros nos esperábamos pasar esa eliminatoria. Tenemos un buen equipo y confiábamos en llegar más lejos, esa eliminación nos lastró mucho.

P: ¿Cómo es tener que hacer viajes tan largos para cada partido europeo?

R: Coger una maleta y llevarte una semana de viaje. Nosotros tenemos la suerte de que nuestro club tiene un avión privado que es el que usamos y se te hace todo un poco más cómodo, pero si tuviéramos que viajar con un avión regular sería mucho más difícil, la verdad.

P: ¿Qué es lo que más te ha impresionado en el tiempo que llevas allí?

R: Pues la verdad que cuando llegué a aquí no sabía relativamente nada ni del club ni de la ciudad y lo primero que me llamó mucho la atención fue la gran ciudad deportiva que tiene el club. Son unas instalaciones muy buenas y es todo muy profesional.

P:  La última pregunta que te hacemos sobre Kazajistán, ¿cómo está Andrey Arshavin a sus 36 años?

R: Muy bien, lleva un último mes en el que nos está sorprendiendo a todos. Está haciendo goles, dando asistencias, ha llegado muy bien a este tramo final, está marcando diferencias.

P: Antes estuviste en Grecia y tuviste como entrenador a Gustavo Poyet, a vosotros os fue muy bien con él, ¿por qué crees que no triunfó en España?

R: No lo sé, con nosotros cogió al equipo empezada la temporada y nos llevó a la final de Copa. Éramos un equipo recién ascendido y nadie se lo podía esperar. Lo hizo muy bien. En España al final hay que valorar más cosas para explicar por qué no lo fue tan bien. Él estuvo en el Betis que es un club con un entorno muy exigente, ganas dos partidos y eres el mejor y pierdes dos partidos y te quieren echar. Es un equipo grande y te exigen mucho, entonces un entrenador tiene menos tiempo para que se pueda ver su trabajo.

César Arzo ganó la Copa de Grecia con el AEK de Atenas/ Twitter

P: También jugaste en el fútbol israelí, ¿cómo fue esa experiencia?

R: Pues estuvo muy bien mi experiencia en Jerusalén, en el Beitar Jerusalén concretamente. Actualmente es el líder de la liga y puede ganarla. Fue uno de los momentos más bonitos de mi carrera, yo venía de estar en el Zaragoza y este equipo me llamó, querían que fuese con ellos sí o sí, me trataron con mucho cariño durante todo el año y gracias a que hice una gran temporada me fichó el AEK. La verdad que tengo unos muy buenos recuerdos, dejé grandes amigos y no sé, quizá algún día pueda volver.

P: La verdad que ha sido imposible, desde que saliste del Villarreal, ver a César Arzo más de dos años seguidos en un mismo club, podemos decir que eres un nómada del fútbol… ¿por qué?

R: Sí, en España se dieron tantos cambios de equipos por malos resultados. Bajábamos a segunda pero a mí me ofrecían la posibilidad de seguir en Primera y por eso iba cambiando. Después en el extranjero me han ido fichando y también he cambiado con frecuencia de club, pero bueno, es algo que ha ido saliendo así.

P: Hablabas antes de los cambios de equipo tras descensos, sufriste tres consecutivos, debió ser algo muy duro, ¿no?

R: La verdad que sí, además los viví siendo muy joven y no le vino nada bien a mi progresión. Luego también estuve en el Zaragoza y no conseguí ascender. Me gustaría vivir un ascenso a Primera y disfrutarlo por todo lo que he vivido. Sería una compensación personal.

P: Antes de esto, estuviste en la mejor temporada del Recre en Primera con Cazorla, Uche, Sinama, Marcelino… ese año debió ser muy bonito, ¿no?

R: Fue un año increíble, teníamos un grupo humano tremendo. Además éramos prácticamente desconocidos en Primera: Cazarola, Uche, Sinama…incluso Marcelino nunca había entrenado en Primera. Al final estuvimos todo el año muy cerca de los puestos europeos y eso fue gracias al gran grupo humano que existía, con unos muy buenos jugadores, y al entrenador. Marcelino supo sacar lo mejor del equipo para que rindiese a un nivel muy alto.

P: Y si nos vamos al principio de todo, tus años en el Villarreal, aquel equipo alcanzó cotas sorprendentes…

R: A nosotros no nos sorprendía ver al Villarreal a esos niveles. En aquel momento el equipo estaba un pasito por encima del nivel al que podría estar el actual. En la cantera estábamos Cazorla, Héctor Font o yo que éramos internacionales sub 21. Además, aquel año se disputaba el Mundial y el Villarreal había fichado mucho en Sudamérica, tenía cinco futbolistas de la selección argentina. Para nosotros no era raro verlo jugar partidos tan importantes. El club estaba a un nivel altísimo.

P: Uno de los partidos en los que más se te recuerda en el Villarreal es aquel contra el Arsenal en el que te tocó marcar a Henry, una auténtica estrella mundial y tú tenías sólo 20 años, ¿cómo lo recuerdas?

R: Ese fue el partido de ida, en Highbury, el entrenador, Manuel Pellegrini, nos había dicho que a Henry, que era el futbolista que más destacaba, no lo dejásemos sólo nunca, que se sintiese incómodo y nos tuviese siempre encima. Entonces, Javi Venta y yo que estábamos por la zona en la que él se movía estuvimos muy encima de él. Además, me llamó mucho la atención que cuando al final de partido le pedí la camiseta Henry me dijo que no me la podía dar. En la vuelta yo no podía jugar y él se acercó al vestuario a buscarme y me dio su camiseta. Eso hablaba muy bien de él, un jugador de primer nivel y tuvo ese detalle, me sorprendió mucho.

P: Hace unos meses preguntábamos a Marcos Senna y decía que él se quedaba con la imagen, pero cómo fue para ti aquella eliminación, con ese penalti…

R: Muy dolorosa. En aquel momento yo tenía 20 años y tenía toda la carrera por delante, pensaba que podía vivir partidos así más veces. En cambio ahora parece que cada vez me duele más. Cuando lo recuerdas cada vez se hace más duro, lo tuvimos muy cerca. Fuimos mucho mejores en el partido de vuelta pero no pudo ser.

P: Llegaste a Primera con diecisiete años en el equipo de tu pueblo, estabas en las categorías inferiores de la selección, ¿cómo es todo eso para un chico tan joven?

R: Es muy difícil, dependes mucho del entorno, en mi caso me ayudaron mucho y ellos no dejaron que se me subiese a la cabeza todo lo que estaba viviendo. Fueron clave porque es muy complicado. Cuando tan joven te ves en otro tipo de vida y empiezas a manejar más dinero del normal con esa edad…es difícil. La verdad que el entorno es clave y, por suerte, a mí me han ayudado siempre y no dejaron que me pudiese influenciar todo lo que vivía.

P: ¿Qué siente César Arzo que le quede por hacer en el futuro?

R: Aún me quedan un par de países más en los que jugar (risas). No, la verdad que no lo sé. Ahora mismo estoy muy a gusto aquí, muy centrado en la liga y en el Kairat Almaty.

Nacho Cartes

Periodista. El deporte por bandera, una auténtica pasión.

Deja un comentario