Lauren: «No me arrepiento de haber elegido jugar con Camerún»

Lauren se sometió gustosamente a las preguntas de La Paradinha/ Noelia M. Cuenca

Lauren se sometió gustosamente a las preguntas de La Paradinha/ Noelia M. Cuenca

Dos veces mundialista con Camerún y una de las figuras de aquel Arsenal que alzó la Premier League en 2004 de manera invicta, Lauren ha gozado de reconocimiento mundial a lo largo de su carrera futbolística. Embajador del conjunto gunner y con vistas a cursar el grado de Ciencias Empresariales, el hispano-camerunés acoge gustosamente la invitación de La Paradinha para charlar sobre su carrera y la actualidad del mundo del balompié.

Pregunta: Comenzaste tu andadura profesional en el Utrera en su segunda incursión en Segunda B que lamentablemente acabó en descenso, ¿qué recuerdos tienes de esa etapa?

Respuesta: En esa etapa era prácticamente un juvenil ya que llegué allí con dieciocho años. La sección del Sevilla sub-19 a nivel nacional fue eliminada por lo que estuve en el Utrera un año cedido que, a la larga, me vino bien. El hecho de pasar de juvenil a competir a Segunda División B con semiprofesionales o veteranos como Isidoro o Rodri pues aporta un ‘pelín’ de madurez que luego te sirve en un futuro, sobre todo si sales fuera de Sevilla y de tu entorno. 

P: Posteriormente pasaste por el Sevilla Atlético del que tras una temporada en ese equipo pusiste rumbo al Levante ¿cómo llega Lauren al conjunto granota? ¿No había oportunidad de llegar al primer equipo del Sevilla?

R: Yo esa etapa no me gustaría removerla, ten en cuenta que la circunstancia del Sevilla por entonces no eran las más idóneas (el club hispalense acababa de descender a Segunda y estaba metido en una crisis institucional) y sólo me ofreció un contrato amateur mientras que el Levante me ofreció la oportunidad de tener un contrato profesional, que es lo que busca cualquier canterano, por lo que en ningún momento lo dudé y decidí dar el paso.

P: Insistiendo en la cuestión sevillista, ¿tienes una espina clavada por no haber disputado ni un solo partido en el primer equipo?

R: Me hubiera gustado jugar en el Sevilla, como he manifestado en otras ocasiones, pero como me ha ido fenomenal no me arrepiento absolutamente de nada. Mi carrera ha sido bastante exitosa con trece títulos, con lo que  eso conlleva a nivel económico y deportivo, por tanto no tengo ningún arrepentimiento en ese sentido.

P: Ya en el Mallorca juegas la final de la Recopa del 99 en la que perdéis ante la Lazio por tan solo un gol, ¿es este tu peor recuerdo como futbolista?

R: Fue un buen recuerdo pero a la vez amargo. El disputar una final de la Recopa contra la Lazio con jugadores como Nedved, Nesta, Vieri, Almeyda… supone una experiencia inolvidable. Se me queda en la retina el momento aquel que justamente tiro de volea y me saca una parada Marchegiani y a la siguiente jugada de peligro de ellos marca Nedved, lo que quiere decir que lo tuvimos en nuestras manos y se nos escapó por un golpe de fortuna. Era un gran Mallorca, teníamos un equipo en sí y jugábamos todos a una.

P: La temporada 99/00 realizas una campaña sensacional que te vale para que la revista Don Balón te señale como el mejor mallorquinista de la temporada y te sirve para firmar por el Arsenal, ¿qué siente un joven de 23 años al firmar por uno de los históricos de la Premier League?

R: Tras esa temporada tuve la oportunidad de irme al Real Madrid lo que pasa que el contrato que me ofrecía el Arsenal triplicaba la oferta madridista y decidí fichar por los gunners. Fue el equipo ideal, en el momento ideal con un entrenador ideal para los jóvenes porque te saca el máximo rendimiento. Y no sólo fue bueno el fichar por ese equipo por lo que te aporta a nivel futbolístico sino a nivel cultural… poder aprender inglés, conocer una ciudad nueva, desenvolverte en un ámbito totalmente distinto, cuestiones que luego te ayudan a madurar y a ser mejor futbolista y también, mejor persona.

P: En ese verano del 2000 además de firmar con los gunners, logras colgarte el oro olímpico en la final ante España, tu país de adopción, ¿tuviste sentimientos enfrentados?

R: Exactamente. Eran sentimientos contrapuestos. A mí me llama la selección de Camerún, debuto contra Luxemburgo y luego al tiempo me comenta la Federación Española la posibilidad de jugar con España, pero una vez que debutabas con una selección ya era imposible jugar con otra. Así que en ese partido cuando hablas con por ejemplo Jose Mari o Marchena pues sí, se te crean sentimientos contrapuestos, pero en ese momento tú estás en el campo y lo que quieres es ganar y ser campeón olímpico. Esos Juegos Olímpicos fue una etapa muy buena porque aparte de ganar la medalla de oro fui máximo goleador del torneo junto a Patrick Mboma con cinco goles. En esa época jugaba en la mediapunta con un sistema 3-5-2 que me permitía llegar mucho a puerta y con ello pude conseguir esos dos galardones y que la alegría fuera doble.

P: La oportunidad de unirte a la selección de Camerún te llega a través del mítico Thomas N’Kono cuando estabas en las filas del Levante. Cabiendo la hipótesis de que hubieras podido jugar con España, ¿te arrepientes de esa decisión?

R: No me arrepiento porque con Camerún consigo un oro olímpico, disputo dos mundiales y gano dos Copas de África. Son muchos éxitos lo que me ha aportado la selección de Camerún por lo que no me puedo arrepentir. Que me hubiera gustado jugar con España, pues sí, porque yo me considero y me siento español, pero estar en Segunda División con la incertidumbre de si puedo llegar a jugar o no con España, pues pesa mucho y preferí acogerme a la seguridad que me daba Camerún de poder disputar el mundial de Francia 98. Al final se vio que el hecho de jugar ese mundial me valió un contrato con el Mallorca.

P: Con Camerún llegaste a disputar los mundiales de Francia 98 y Corea-Japón en 2002, ¿para un futbolista disputar una cita mundialista es lo máximo?

R: Cuando pasas tu niñez viendo partidos de mundiales o de Eurocopas y de repente te ves disputando el mundial de Francia se hace realidad un sueño. Fue uno de los momentos más grandes junto con el debut en Liga de Campeones, el primer título del Mallorca o del Arsenal. Esos son momentos que se te quedan en la mente y que son imborrables.

P: Ya centrándonos en tu etapa en la Premier, sabemos que el fútbol español e inglés son muy diferentes pero ¿a ti qué es lo que más y menos te gustó de la Premier?

R: Lo que menos me gustó fue el clima (se ríe). Pero el tema futbolístico no tengo quejas. Soy un futbolista que le gusta observar, escuchar mucho a los compañeros y los entrenadores, que me gusta visualizar antes de salir al campo lo que voy hacer, quién es el contrario, cuál es la idea colectiva tácticamente… Por tanto cuando salto al campo y escucho en las gradas a cincuenta mil o treinta mil espectadores que dos horas antes están ahí chillando nuestros nombres, algo que no he visto en ningún sitio, veo que el aficionado inglés es diferente y es en ese instante cuando sientes lo que es la liga inglesa.

P: En la temporada 2003-2004 consigues levantar la Premier con el Arsenal sin haber perdido ni un solo partido y además te incluyeron en el “Equipo del año”, ¿es esa tu mejor temporada como futbolista?

R: Ganar una liga sin perder ningún partido en el fútbol moderno es inconcebible, incluso el mejor Barcelona de la historia no lo ha conseguido. Es algo que va a estar ahí siempre y sí, es una de mis mejores temporadas

P: Ese mismo año se concretó el fichaje de ‘otro sevillano’ como José Antonio Reyes por los gunners, ¿supuso un apoyo para ti su llegada?

R: No, porque yo ya llevaba en el Arsenal tres o cuatro años y más bien fue al revés, yo fui un apoyo para él. Un apoyo en el sentido de integrarlo en el grupo, explicarle las normas del club, que conociera la idiosincrasia del entorno, etc. El paisanaje está claro que une y más con Reyes que es un fenómeno en todos los aspectos y con el que me he reído muchísimo. 

Lauren cree que el Arsenal es firme candidato de lograr la Premier esta campaña/ Noelia M. Cuenca

El camerunés cree que el Arsenal es firme candidato a ganar la Premier esta campaña/ Noelia M. Cuenca

P: ¿Qué me podrías decir de Arsène Wenger? ¿Cómo es el trato que tiene el técnico francés con el jugador?

R: Wenger con la gente joven intenta que se sienta lo más cómodo posible. Cuando él ficha a un chaval joven de un país con un fútbol distinto al inglés, intenta que se adapte lo más rápido posible ya que cuanto mejor sea su adaptación, va a rendir mucho mejor. Wenger es una persona es cercana, cualquier duda que tengas se la puedes plantear y te ayuda en todo lo posible. Y en cuanto a lo futbolístico, tácticamente aprendes mucho con él. Yo siempre he jugado de interior y me fichan para jugar de lateral por lo que hay muchos conceptos tácticos que he aprendido de él desde el primer día.

P: Tras tu etapa en el Arsenal, te enfundaste la camiseta del Portsmouth. Se ganó la FA Cup de la mano de Harry Redknapp pero los problemas económicos desmantelaron el equipo dos campañas más tarde y se vivió el descenso a Champioship, ¿se auguraba ese desenlace?

R: Cuando yo estaba no, pero el primero que lo supo yo creo que fue Redknapp pues fue el primero que se marchó y firmó por el Tottenham. Los futbolistas no sabíamos que eso iba a pasar. Se comentaba algo cuando él salió del club pero realmente nunca habíamos esperado que el equipo llegara a estar en la situación que está a día de hoy.

P: Por último pusiste punto y final a tu carrera en el Córdoba, ¿qué te lleva a fichar por el equipo califal?

R: La ilusión. Yo firmé por el Córdoba con muchísima ilusión. Ocurrieron ciertas cosas que no entran dentro de como veo yo el fútbol y esto unido a que la rodilla no me dio para más, pues decidí poner fin a mi carrera. No me arrepiento, pero firmar por el Córdoba no fue de las mejores decisiones que tomé. Eso sí, digo esto con muchísimo respeto al Córdoba y a su afición que no tienen nada que ver.

P: Y ya hablando del momento actual, ¿crees que el Arsenal puede ganar la liga esta campaña? ¿Y qué piensas de la política seguida de vender a las estrellas y apostar por los jóvenes?

R: Yo creo que es el año. Después de conseguirlo nosotros en 2004, este es el año en el que está más cerca. El Manchester United no está en su mejor momento, tras irse un icono de ese vestuario y del club como Ferguson está en una etapa de transición que hace que haya un rival menos, luego hay equipos que se están construyendo como el Manchester City o el Chelsea que tienen nuevos entrenadores… Todo esto indica que es el año ideal para que el Arsenal vuelva a conseguir la Premier.

En cuanto a la política que sigue el Arsenal, se ha visto que es contraproducente para la conquista de títulos, pero si a la larga logras formar una generación como esta donde han coincidido Ramsey, Oxlade-Chamberlain, Wilshere, y a la cual le sumas fichajes como Cazorla, Özil o Giroud se puede ganar títulos. En temporadas anteriores hubo más celo en formar un proyecto de cara al futuro sobre todo por el tema económico, ya que se había invertido mucho en el estadio nuevo, y este año que parece que ha cristalizado ese proyecto pues se puede volver a aspirar a ganar la Premier League.

P: Brasil, Croacia, México… Un duro grupo para Camerún en este próximo mundial, ¿tienen los leones indomables alguna oportunidad de pasar a la segunda fase?

R: Lo tiene complicado. A octavos creo que sí puede pasar pero a partir de ahí lo tiene muy duro al tener que medirse con España u Holanda. Para los equipos africanos el objetivo es llegar a cuartos de final y diría que ese es su tope, ya que ninguno ha conseguido pasar de esa ronda.

P: No estuviste en la Confederaciones 2003 cuando ocurrió el trágico suceso, pero coincidiste con Marc-Vivien Foé en muchos momentos con Camerún… ¿Crees que se apuesta lo suficiente en avances tecnológicos para evitar este tipo de desgracias?

R: Más que en la tecnología, lo que hay que insistir es en la prevención porque en ese aspecto sí que se podría hacer un poco más. Llevar el control de los futbolistas haciendo los chequeos pertinentes cada equis tiempo es esencial, porque en el fútbol de ahora cada vez hay una mayor exigencia física y psicológica. Existe una correlación causa-efecto en el sentido del estrés o la presión que influye en que estas cosas sucedan, por tanto si no se hace un control individualizado, es más fácil que pasen este tipo de desgracias.

P: Te hemos escuchado como comentarista en Canal Sur, ¿tienes pensado volver a la parte mediática del fútbol?

R: Por mi sí. Es una cosa que no me desagrada porque hablar de fútbol siempre me ha gustado. Y si me viene una oferta yo estoy abierto a aceptarla siempre y cuando sea compatible con mi labor de embajador del Arsenal.

P: Cuentan que eres un ávido boxeador, ¿crees que de no haber sido futbolista te hubiésemos visto en el cuadrilátero de manera profesional?

R: Es posible. Creo que me hubiera dedicado más a los estudios. El boxeo es mi hobby pero también me gusta muchísimo la lectura. Siempre me he llevado un libro a mis concentraciones y creo que si no has tenido la oportunidad de desarrollar una carrera de estudios, los libros te dan cierto nivel a la hora de expresarte o de tener un conocimiento en diferentes campos y tirando por ahí hubiera sido un boxeador estudiante. 

P: Y para finalizar, ¿que crees que es lo más bonito de ser futbolista profesional?

R: Lo más bonito de ser futbolista profesional es el hecho mismo de ser futbolista profesional. Yo siempre he creído que siempre podía llegar a ser futbolista profesional desde que tengo uso de razón y cuando lo consigues es una sensación espectacular. El poder disfrutar de los campos de fútbol, las relaciones interpersonales con los compañeros, viajar y conocer otros lugares; todo esto te aporta muchísimo. Y por supuesto el tema económico que también es fundamental.

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera