Toni Doblas: “Nunca me cierro la puerta de volver al Betis”

Toni Doblas acaba de iniciar una nueva aventura en las filas del San Fernando/ M, Verdugo

Recordado por muchos béticos por ser el portero de la Copa del Rey del 2005 y por llevar al conjunto verdiblanco a la fase de grupos de la Champions con sus paradas ante el Mónaco, Toni Doblas es mucho más que unos años en el Real Betis. Experiencia en cuatro países extranjeros, al cual más dispar, un ascenso a Primera con el Real Zaragoza, estancias en Segunda con el Xerez o el Huesca, una permanencia en Segunda B con el Extremadura, nueva etapa en el San Fernando… De todo eso y más, hemos hablado con el cancerbero hispalense que amablemente atendió a La Paradinha.

Pregunta: Hablemos de tus orígenes, el Real Betis, donde en tu primera campaña logras la Copa y la clasificación para la Champions, ¿pensaste que estabas viviendo un sueño?

Respuesta: Es un sueño, soy betico desde que nací, y el Betis es el equipo de mis amores. Además, no era un niño que se veía que iba a ser profesional, por lo que alcanzar eso fue una sorpresa que llegó con trabajo, mi principal arma.

P: La afición del Betis te recuerda especialmente por los penaltis parados ante el Athletic en las semis de Copa o contra el Mónaco en la previa de la Champions, pero seguro que te acuerdas de más momentos en la disciplina bética, ¿verdad? De hecho, ¿que ha sido para ti defender al Betis bajo palos?

R: Me quedo con muchas cosas positivas. El debut en Getafe, el partido de San Mamés, un partido en Villarreal, que llegó luego a semifinales de Champions… fueron tantos momentos buenos, fue un año grandioso, luego también me quedo con la salvación en Santander en 2007.

P: Tuviste a Serra Ferrer como entrenador, y ahora ha vuelto al club como vicepresidente deportivo, ¿cómo lo ves en esta faceta tan diferente?

R: Creo que es una persona que conoce el Betis , lo que requiere el ser bético y estar alerta con el
beticismo. Llega tras años no muy buenos, no mediocres, pero yo creo que el club necesita algo más.

P: Tras un partido amistoso en Alcalá de Guadaíra sufres una lesión y sería el principio del fin de tu estancia en el conjunto verdiblanco, ¿crees que esa lesión ha marcado tu carrera?

R: Lo pasé mal pues fue grave. Afortunadamente, me pasa cuando ya había debutado en Primera, lo malo es que terminaba contrato y el presidente me lo quise rebajar a la hora de renovar, y yo me hice más fuerte aunque tuviese que salir fuera.

P: También estuviste en el Xerez, y en dos etapas, ¿como ves la difícil situación que vive ese equipo en la
actualidad?

R: El otro día nos encontramos en un amistoso. Ha habido mala organización por parte de los que entraron a lucrarse. El hecho de que Jerez tenga dos equipos creo que no es positivo para una ciudad que siempre ha estado unida, esperemos que este tema se solucione.

P: Después de salir del Betis, llegas al Zaragoza, donde le arrebatas la titularidad a López Vallejo y eres
pieza importante en el ascenso, pero pese a eso no renuevas con el club maño por falta de entendimiento, ¿no fue así?

R: Mis ‘no renovaciones’ siempre han sido porque no las vi idóneas. Soy realista, me adapto a lo que es
Segunda, pero una vez que ascendemos me prometieron que mi contrato mejoraba y no fue así. Vallejo sí lo aceptó y se quedó.

P: Luego llegaría tu primera salida en el extranjero, y nada menos que en Azerbaiyán (Khazar Lankaran), donde parece que no todo fue como lo esperado. ¿verdad? ¿Aprendiste algo de esa etapa?

R: Era todo al principio muy bonito, pero luego no fue así. Vivía a tres horas de la capital, la cultura no se ajustaba y la no era entendible para mi. Luego llegaron los impagos así que imagínate…

P: Luego, cambiaste la selección de la AFE por el Nápoles donde Benítez requirió de tus servicios ¿cómo
fueron esos días en el club parténope?

R:  ¡La noche y el día! Me volvió a ilusionar en el fútbol. Yo jamás baje los brazos y venía de entrenar dos meses solo, se lesionó Rafael Cabral y acabé en el Nápoles. Aproveché el tiempo para sentirme importante y compartir vestuario con grandes profesionales como Reina, Higuain, Mertens…

Toni Doblas dio sus primeros pasos como profesional en el Betis/ Gtres

P: Y de Italia, al HJK Helsinki finés donde consigues ganar la liga y la copa, te habrán preguntado cómo
puede adaptarse un sevillano a un país tan gélido como Finlandia, ¿no es así?

R: Mucho frío. Firme un año y medio, fuimos campeones de liga y copa, pero echaba mucho de menos el sol. Con ese frío, en enero me di cuenta que no podía seguir allí.

P: Después, el más lejos todavía, recalas en el Delhi Dynamos de la India, ¿cómo es el incipiente fútbol
indio? ¿Hay afición en un país tan volcado al críquet?

R: En la India el fútbol no es un deporte mayoritario, allí lo es el críquet, pero creo que el fútbol esta creciendo poco a poco y ya se ven niños con balón y camisetas por las calles.

P: Tras volver de la India, regresas a España y fichas por el Extremadura donde tras luchar mucho
lográis la permanencia, ¿se puede comparar esa salvación con haber logrado un título o un ascenso?

R: Sí sí, cuando llegaban los partidos decisivos les decía a mis compañeros que eran finales de Champions. Lo bonito del fútbol es que siempre tienes algún objetivo por el que jugar.

P: Y ahora has fichado por el San Fernando, ¿cómo afrontas este nuevo reto?

R: Con mucha ilusión. Vamos cumpliendo años, pero la ilusión y el disfrute están intactos. Disfruto de cada entreno y partido porque el final puede estar cerca. El del San Fernando es un proyecto humilde con gente joven.

P: ¿Una vez cuelgues los guantes, qué planes de futuro tienes?

R: Si te digo la verdad, no lo sé. Soy periodista, voy a terminar el nivel 3 del curso de entrenador y no sé si montar una escuela. De momento, he recibido llamadas para ser entrenador de porteros en categorías inferiores.

P: ¿Un regreso al Betis?

R; El Betis siempre será mi casa, es un orgullo. Hay muchos ex jugadores allí trabajando a los que respeto, pero no me cierro una puerta nunca y menos a mi casa.

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera