Al César lo que es del César

Paco Jémez, en el centro de la polémica/ Jorge Landín

Paco Jémez, en el centro de la polémica/ Jorge Landín

Siempre que alguien habla de algo relacionado con el Real Madrid, como sea para mal, la polémica está asegurada y esta vez a quién le han caído encima críticas de todo tipo ha sido al entrenador del Rayo Vallecano, Paco Jémez. No hace muchos días, Jémez participaba en una tertulia de radio de la cadena Cope y un oyente le preguntaba su opinión sobre el hecho de que Zinedine Zidane entrene al Real Madrid Castilla sin la respectiva licencia que lo avale.

Pues bien, el canario, ni corto ni perezoso espetó que “estaba deseando hablar sobre ese tema porque nadie le había preguntado” y que le parecía una “vergüenza” que el ex del Madrid entrene sin carnet. Además, se preguntaba para qué había estudiado él y aseguró que no puede considerar al francés “un compañero” ya que “no es entrenador”.

Como era de esperar, las respuestas a favor de Zidane no tardaron en llegar y el primero en salir a defenderle fue el actual entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti: “No es fácil para mí entrar en este tema, pero algunos hablan demasiado. Zizou está haciendo un curso de dos años en la Federación francesa y está obteniendo la licencia. Aquí, sólo en España se puede entrenar cuando uno tiene el curso, pero en otros países es diferente. Yo en Italia mientras obtenía la licencia tenía permiso para entrenar. Zidane ya lo está haciendo, creo que Paco ha hablado demasiado”. Preguntado a este respecto, Jémez, visiblemente enfadado, le respondió a un periodista que “si a Zidane le falta un poco no puede entrenar en España. Ahora vas y se lo dices a Ancelotti, corre”.

El exjugador de fútbol fue además denunciado hace poco por el Comité Nacional de Entrenadores. Según explicó este colectivo, Zidane aparece como segundo entrenador del Real Madrid Castilla pero ejerce como primer entrenador. Sería Santiago Sánchez, quién realmente aparece como primer entrenador, el que estaría “prestando” su ficha para que el francés ejerza. Si se demostrara esta tesis, el galo podría ser sancionado por un periodo de entre uno y seis meses, o de entre cuatro y veinte partidos.

Según la normativa española un equipo sólo puede ser entrenado por aquellos que posean la titulación prevista en el artículo 155.1 del Reglamento de RFEF para la temporada 2014/2015, esto es, el título de Técnico Deportivo de Grado Superior o el Diploma de entrenador Nacional Nivel 3, mientras que Zizou sólo posee el equivalente al Nivel 2 y estaría actualmente preparándose el último nivel.

Otro que ha querido intervenir en esta cuestión ha sido el exentrenador del Barça, Johan Cruyff. El holandés aseguró que preferiría “a un entrenador bueno sin papeles, a uno malo con papeles, uno que no tenga ni idea”. He de decir que no estoy nada de acuerdo con Cruyff y que, en esta ocasión, me pongo del lado de Paco Jémez. Como el propio entrenador rayista dijo en su intervención, una persona de a pie no podría abrir una clínica y empezar a ejercer sin una titulación. Pues en ese caso se podría trasladar a todos los ámbitos de la vida.

Por desgracia, el mundo del Periodismo, al que pertenezco, está lleno hoy en día de personas que ejercen la profesión sin tener la titulación y que, en mi opinión, restan posibilidades a los que de verdad tenemos una vocación. A eso se le llama intrusismo, molesta bastante y supongo que también se puede extrapolar a otros ámbitos.

No importa si Zidane es ex del Madrid y actualmente es el entrenador del filial. Si no tiene licencia y la normativa dice que para entrenar esta es necesaria, no puede ejercer como entrenador, aunque ya tenga ciertos conocimientos adquiridos y eso le dé un plus. Cierto y verdad que España es el país de la pillería y el de Zidane no es el único caso. Entre muchos ejemplos está el exentrenador del Llagostera, Oriol Alsina, logró cinco ascensos en siete años con ficha de utillero. Fue con el ascenso a la Liga Adelante, cuando Alsina anunció que cambiaba el banquillo por los despachos, quizá para evitar que revisaran su inexistente titulación.

Considero que si existen normas es para que todos las cumplamos. No digo que Zidane tenga que ser apartado del panorama fútbol, que ejerza de segundo entrenador si eso está permitido y que con ello vaya aprendiendo; que se presente a su examen y, una vez aprobado, vuelva al banquillo del Real Madrid Castilla. Pero en esta ocasión, hay que hacer vale la frase de “al César lo que es del César” y precisamente, este galo no puede, por el momento, ejercer de emperador y guía de los suyos.

Avatar

Siempre quise ser Periodista y me gustó el ámbito de lo deportivo. Ahora hago mis pinitos en moroninformación.es y, colaboro, con gusto, en La Paradinha