Barcelona y su insistencia en meterse en política

El Barcelona, claro defensor del independentismo catalán/ MD

El Barcelona, claro defensor del independentismo catalán/ MD

Una vez más el fútbol se ve mezclado con la política. Y esta vez no es que un aspecto del ámbito futbolístico el que por permeabilidad se ve contagiado de un tema político sino que ha sido una implicación directa y premeditada. Y es que el Barcelona vuelve a insistir en meterse en política y en abanderar la causa del independentismo catalán.

Esta vez lo ha hecho a través de las redes sociales (concretamente Twitter) cuando ha celebrado la elección del nuevo presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont de Junts pel Si, regocijándose de que este será el inicio de un proceso independentista para ‘su país’.

 

 

Cabe recordar que el club azulgrana es una institución, y no un individuo que pueda expresar libremente sus ideas, ya que como entidad deportiva de gran calado acoge a millares de aficionados ya sea en España (521 peñas sin contar lo que llaman ‘països catalans’, es decir Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares) como fuera de ella (106 peñas sin contar las del Rosellón francés y Andorra), y con opiniones bien diferenciadas en torno a la independencia de Cataluña. Por lo que no es de extrañar que las reacciones en Twitter de los aficionados culés contrarios al independentismo no se hicieran esperar. Muchos respondieron con críticas y protestas por esta clara vinculación política del club de sus amores e incluso muchos manifestaron que ya dejaban de ser del Barcelona al dejar de sentirse identificados con el barcelonismo ante una ruptura unilateral ejecutada por el propio club. Quizá para hacer menor la fractura de sus seguidores (ya era suficiente con encender la mecha en España), el Community Manager del Barcelona tuvo un mensaje más liviano en la cuenta en inglés quitando referencias independentistas y simplemente felicitando a Puigdemont por su elección como presidente. Algo que también han criticado muchos seguidores culés contrarios a la politización del club, unos seguidores que al Barcelona no les importa perder…  


 

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera