Cuestión de prioridades

El Espanyol que tuvo entre sus filas a jugadoras como Torrejón y Meseguer, obligado a disolverse/ RCDE

El Espanyol que tuvo entre sus filas a jugadoras como Torrejón y Meseguer, obligado a disolverse/ RCDE

“Porque el fútbol femenino existe. Y necesita de todo nuestro apoyo”. Es una de las frases que escribí en la presentación de la guía de fútbol femenino que ha realizado La Paradinha para el mundial de Canadá 2015. Sin embargo, esta premisa parece no cumplirse siempre.

Para justificar mi indignación voy a dar un ejemplo reciente. El Espanyol se encuentra en una difícil situación económica y ha decido que sus jugadoras no cobrarán, a menos que se consigan patrocinadores. Una decisión dura y que viene a reflejar que los recortes también llegan al panorama fútbol. De esta manera, para la próxima temporada, la entidad abonará solamente los cargos relativos a desplazamientos, fichas federativas y material deportivo.

Así las cosas, las malas noticias no han tardado en llegar y el técnico, José Antonio Montes, cuyo contrato terminaba este mes, ha anunciado que no seguirá al frente del banquillo perico femenino. A su salida se pueden sumar las de otras jugadoras que, sin duda, buscarán un mejor prospecto. Ejemplo de ello es el caso de Bárbara Latorre, quién está en negociaciones con el Barcelona.

¿Y qué ha motivado esta situación? Hay que recordar que la entidad catalana en general tiene en la actualidad una deuda de 45 millones con Hacienda. Evidentemente, es algo a lo que tiene que hacer frente, como cualquier hijo de vecino. Además, si tenemos en cuenta que, según lo publicado en un medio deportivo, su presupuesto para la próxima temporada es de unos 48 millones, de los cuales ha pagado al fisco 15 durante este año, se hace difícil cuadrar cuentas y mantener el barco a flote.

Puedo entender que en casos así se hagan recortes, pero éstos deberían afectar a todos los escalafones del club por igual. En este sentido, desde la entidad se justifica la decisión por la baja cuota de socios y el poco público que ha conseguido el equipo femenino. Sin embargo, si se ataca a los que, a priori, parecen más débiles, al final esos grupos pueden terminar desapareciendo. Y que el Espanyol femenino desaparezca, no va a hacer que se borre de un plumazo esa cuantiosa deuda con Hacienda.

Además, solo por dar un apunte, en cuanto a títulos este equipo ha ganado una Liga y seis Copas de la Reina, compitiendo siempre en la máxima categoría del fútbol femenino (excepto entre las temporadas 1990/91 y 1992/93), y habiendo pasado por sus filas jugadoras como Meseguer, Marta Torrejón y Verónica Boquete. Todo un histórico.

Sin embargo, una vez más, el mundo del fútbol ha priorizado al primer equipo. Se ha visto en otras ocasiones cuando se ha decidido que la plantilla de cantera de tal o cual entidad debía desaparecer. Todo por una supuesta falta de beneficios y sin tener en cuenta que, bien promocionados, tanto el fútbol base como el femenino pueden dar más alegrías de las que muchos entendidos creen prever.

Avatar

Siempre quise ser Periodista y me gustó el ámbito de lo deportivo. Ahora hago mis pinitos en moroninformación.es y, colaboro, con gusto, en La Paradinha