El fútbol no entiende de historia

El Hamburgo nunca ha estado en el segundo escalón de la Bundesliga/ EFE

El Hamburgo nunca ha estado en el segundo escalón de la Bundesliga/ EFE

En el fútbol como en la vida todos los hechos que van pasando se convierten en historia. El presente es lo que importa, el resto como historia que es pasa a formar parte del pasado y ya siempre serán simples recuerdos. Hamburgo y Sttutgart son dos buenas pruebas de ello. Dos históricos alemanes por los que sobrevuela el fantasma del descenso.

El equipo del norte, campeón de Europa en el año 1983, es el único conjunto teutón que ha jugado en Primera todas las ediciones de la Bundesliga (más de 50). Por su parte, los sureños cuentan con cinco títulos de la gran liga alemana siendo el último de ellos hace sólo siete años. Además, sólo abandonaron la máxima categoría durante dos años, el resto de temporadas siempre estuvieron entre los grandes.

Así es parte de la historia de estos dos equipos gloriosos que no viven buenos tiempos. El Hamburgo está situado en el puesto de promoción en el que tendría que jugar una eliminatoria contra el tercero de la Bundesliga 2 para conocer su futuro (siempre y cuando acabase la liga en esa posición). No mucho mejor es la situación del Stuttgart, los del Mercedes Arena tienen 27 puntos, los mismos que el Hamburgo, y sólo están un puesto por encima del conjunto norteño. Además, el descenso directo está a un punto mientras que del colista sólo les separan dos.

Seis equipos en tan sólo cuatro puntos se van a jugar el descenso en Alemania. El miedo aprieta y bastante en las aficiones de estos dos grandes que no están acostumbrados a estas situaciones. Cinco partidos para conocer el futuro. Hamburgo y Stuttgart consiguieron ganar en el pasado fin de semana pero aun así la tranquilidad está lejos de volver al ambiente. Es difícil imaginar al Hamburgo en Segunda, de hecho nunca ocurrió, pero no es imposible y en tan sólo unas semanas puede ser que los del Imtech Arena vivan el primer descenso de su historia. Por su parte, el equipo que ahora dirige el holandés Huub Stevens pisaría el ‘infierno’ por segunda vez en su historia.

El pasado ya está escrito pero el presente se está escribiendo y lo que ahora es presente en poco tiempo pasará a formar parte de ese pasado que son sólo recuerdos. Hamburgo y Stuttgart tienen pocas manchas negras en sus trayectorias. Pero quién sabe si pronto en la historia de estos grandes clubes estará escrita con letras color carbón un descenso a la Bundesliga 2 en la temporada 2013-2014.

Cinco jornadas para saber si el miedo se convertirá en lágrimas o pasará a ser jolgorio y celebración de que una mala temporada no ha acabado en catástrofe. El fútbol no entiende de historia y tanto Hamburgo como Stuttgart tienen una empresa harto complicada. Por eso ya sabemos que el miedo de sus aficiones ahora mismo les aprieta pero en nada veremos si también les ahoga y alguno de los dos sufre un desastre deportivo.

Nacho Cartes

Periodista. El deporte por bandera, una auténtica pasión.