El futuro incierto del Ajax

El Ajax vuelve a llegar a una final europea con un equipo de ‘jovenzuelos’/ ANP

En septiembre de 1991, el holandés Leo Beenhakker deja el banquillo del Ajax de Amsterdam y hace las maletas en dirección a Madrid para iniciar su segunda etapa en el Real Madrid. El sustituto de leo Beenhakker en el banquillo del Ajax fue el que era su segundo entrenador, un desconocido por aquel entonces, Louis van Gaal.

El técnico de Ámsterdam comenzaría a construir, de forma casi inmediata, dos leyendas: la suya propia y la del Ajax de la primera mitad de los años 90. Pondría la primera piedra al ganar la Copa de la UEFA en la temporada de su debut ante el Torino (en el que jugaba, por cierto, Rafael Martín Vázquez), en una eliminatoria a doble partido (las finales de UEFA todavía eran así) y con un equipo cuyos principales referentes eran el portero Stanley Menzo, los defensas Danny Blind y Frank de Boer, el mediocampista Aaron Winter o el mítico delantero Dennis Bergkamp; la mantendría al ganar tres Eredivisie de forma consecutiva (1994, 1995 y 1996) y la culminaría al hacerse con la Champions de 1995 (derrotando al AC Milan en Viena) y llegar también a la final de 1996, que perdería frente a la Juventus por penaltis.

El espectacular juego de aquel equipo lanzó a la fama no solo a su entrenador sino también a la mayoría de sus jugadores, que serían grandes referentes del fútbol europeo los años siguientes pero que eran absolutos desconocidos para el aficionado medio apenas dos años antes. Eran un grupo de ‘jovenzuelos’ llamados Michael Reiziger, Clarence Seedorf, Edgar Davids, Patrick Kluivert, Finidi George o Marc Overmars… Todos ellos capitaneados espiritualmente en el terreno de juego por los veteranos Frank Rijkaard y Danny Blind y ‘respaldados’ por otro puñado de buenos jugadores algo menos jóvenes (los gemelos de Boer, Jari Litmanen, Edwin van der Sar guardando los palos…) pero que también formarían parte de aquella leyenda.

E inevitablemente, el hecho de lograr la fama, los lanzó fuera de Ámsterdam a ligas y clubes más poderosos tanto deportiva como económicamente. Así la Sampdoria ficharía en 1995 la potencia, la clase y la llegada al área de Clarence Seedorf; en el verano de 1996, el AC Milan captaría los pegajosos marcajes de Michael Reiziger y la potencia y capacidad de brega en medio campo de Edgar Davids y el Betis de Manuel Ruiz de Lopera, la velocidad endiablada del nigeriano Finidi George en la banda derecha; en 1997, el Arsenal de Arséne Wenger adquiriría la velocidad y la llegada a gol de Marc Overmars en la banda izquierda y el AC Milan, la clase, el gol y la capacidad combinativa de Patrick Kluivert en la punta de ataque; en 1998, el Barcelona, tras durísimas negociaciones, se haría con los servicios de la seguridad defensiva y liderazgo de Frank de Boer y la versatilidad de su hermano gemelo Ronald y, por último, la Juventus de Turín adquiriría en 1999 la envergadura y seguridad bajo palos de Edwin van der Sar.

Casi un cuarto de siglo más tarde la historia se repite. Otro entrenador (Peter Bosz, en este caso) que es capaz de llevar al Ajax a una final de competición europea en su primera temporada (la que disputará este miércoles frente al Manchester United de José Mourinho en el Friends Arena de Estocolmo). Un juego atrevido y espectacular que hubiera bendecido el mismo Johan Cruyff. Y otro puñado de ‘jovenzuelos’, escoltados por tres o cuatro (algo más) veteranos, de los que apenas sabía el aficionado medio hace apenas algunos meses.

Y ante tantas similitudes, la pregunta es inevitable. O las preguntas, mejor dicho. ¿Dónde acabarán los reflejos bajo palos y la notable capacidad con el pie del arquero André Onana (21 años)? Por el momento, a ser titular en este Ajax, pese al fichaje del veterano Tim Krul, que era supuestamente el favorito para la meta tras la venta de Jesper Cillessen al Barcelona. ¿Quién pujará más fuerte por la sobriedad, la contundencia y la capacidad de anticipación del central colombiano Davinson Sánchez (21 años)? Cuentan que el Barcelona lleva gran ventaja para incorporarlo ya este próximo verano… ¿Cuánto durará en Amsterdam la insultante juventud (17 años), la elegancia para sacar el balón jugado desde atrás y el dominio del juego aéreo de Matthijs de Ligt? Un De Ligt (no se olvide, 17 años) que se ha hecho con el puesto de acompañante de Davinson Sánchez en el centro de la zaga del Ajax y ha debutado ya con la selección holandesa.

¿Quién se llevará el ‘gato al agua’ por el danés Kasper Dolberg (19 años), un prodigio de elegancia y clase en la punta del ataque y al que muchos ven similitudes de con los otrora mitos ‘ajacied’ Zlatan Ibrahimovic o Marco van Basten? Y si hablamos de extremos, principal referencia del juego del Ajax a lo largo de los últimos 40 años… ¿Quién seducirá a Justin Kluivert (18 años), hijo de Patrick, y a su casi inalcanzable velocidad y sus notables habilidad y resistencia en carrera que le permiten partir incluso desde su propio campo y llegar a posiciones de ataque, casi siempre, por la derecha?

¿Quién, doblará (o triplicará) la apuesta para hacerse con la clase, la rapidez, el desborde y la capacidad de atacar por cualquiera de las bandas de David Neres (20 años)? Neres, un brasileño que protagonizó el pasado verano un traspaso de doce millones de euros desde el São Paulo, una apuesta bastante poco habitual en el club de Ámsterdam. El caso de Betrand Traoré parece más claro porque sus derechos pertenecen al Chelsea pero, de no quedarse en Stamford Bridge, su capacidad goleadora y su versatilidad para jugar tanto de extremo como de ‘9’ puro le harían una pieza de mercado muy cotizada. ¿Y quién luchará, aunque suene a repetitivo en los extremos, por la velocidad y la capacidad para encarar el área desde la banda izquierda de Amin Younes (23 años), alemán de origen libanés y recién convocado por Joachim Löw para la próxima Copa Confederaciones?

Y habiendo comenzado con Younes el repaso por los “veteranos” del Ajax (así es el equipo que ha formado Bosz), todavía quedan algunas preguntas pendientes: ¿Pujará alguien por el talento y la llegada a gol desde su puesto de ‘enganche’ o medio ofensivo de Davy Klaassen (24 años)? ¿O por el dinamismo y la capacidad de abarcar grandes porciones del terreno de juego del holandés de ascendencia marroquí Hakim Ziyech?

Muchas cuestiones que han ido surgiendo a lo largo de la temporada, al mismo ritmo que el Ajax iba superando eliminatorias en la UEFA Europa League, y que empezarán a tener respuesta este mismo verano. No obstante, cuando los millones empiecen a llamar a la puerta, conviene no perder de vista que los Reiziger, De Boer, Finidi, Overmars o Kluivert, salvo contadas excepciones o momentos, brillaron mucho más en el Ajax que fuera de él. Y conviene no perderlo de vista porque, quien no conoce su historia, está condenado a repetirla.

Vicente Soto

Ingeniero de profesión y apasionado del fútbol. También me interesa la economía. Por afición, escribo sobre fútbol donde me valoran

Deja un comentario