La extraña aventura mexicana de Gignac

André-Pierre Gignac ha iniciado una extraña aventura en el UANL Tigres/ Reuters

André-Pierre Gignac ha iniciado una extraña aventura en el UANL Tigres/ Reuters

Ya cuando se anunció su fichaje por el UANL Tigres de la liga mexicana, comenté por Twitter una extrañeza compartida por mucha gente a tenor de lo que podía leer en mi Time Line… ¿pero qué hace André-Pierre Gignac fichando por un equipo mexicano? Una pregunta que cayó rápidamente en el olvido hasta que en la pasada final de la Copa Libertadores (en la que Tigres cayó ante River Plate) brotó de mi subconsciente e ideé dedicarle unas palabras en este medio.

Gignac, internacional francés aún en la ‘flor de la vida’ (29 años) que ha mostrado su faceta goleadora tanto en el Tolouse como en el Olympique de Marsella, en vez de seguir en el cuadro marsellés donde el curso pasado realizó su mejor campaña con 21 goles en la Ligue 1 (quizá para huir de la extenuación física al que le sometía el ya extécnico ‘phocée’ Marcelo Bielsa) o apostar por otro club francés (sería buen refuerzo para equipos como el Lyon, el Lille o Girondins) o recalar en otras competiciones como la Premier League o la Bundesliga, ha preferido recalar en la Liga MX, algo que es habitual que realicen futbolistas en los instantes finales de su carrera (siendo vista en Europa la liga mexicana en ocasiones como competición ‘de retiro’ como podría ser la MLS, las ligas árabes o la J-League).

De acuerdo que la competición mexicana tiene una salud económica aceptable con los mejores salarios del continente solo por detrás de lo que se ofrecen en la Major League Soccer y el Brasileirão, y que goza de tremenda popularidad entre su población (y gran parte de Estados Unidos por la emigración mexicana) pero a efectos prácticos es una liga de menor calado (si lo comparamos con la liga francesa y otras europeas) y el único atractivo que suscita es el de poder jugar la Copa Libertadores.

Sea como fuere, Gignac ha iniciado su aventura mexicana donde fue recibido con gran entusiasmo por los hinchas aztecas y ese cariño ya ha sido correspondido por el ariete de Martigues que ya ha anotado sus primeros tantos con los Tigres. Quizá el motivo de esta extraña aventura sea el repentino amor que siente Gignac por el béisbol.

 

 

 

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera