Llegó la hora de ilusionar

Iago Aspas y Mariano Barbosa, dos nuevas caras en el Sevilla/ Kiko Hurtado

Iago Aspas y Mariano Barbosa, dos nuevas caras en el Sevilla/ Kiko Hurtado

El hecho de que durante el verano se pare la competición futbolística no significa que no haya emoción en el ámbito del deporte rey. Como ya he dicho más de una vez, el periodo estival es perfecto para que se produzcan los culebrones de cada año por el fichaje de un jugador, pero también es el momento en el que los clubes empiezan su andadura y le ofrecen a los aficionados sus nuevas caras, la nueva estructura con la que pretenden alcanzar buenos objetivos y ante todo, ilusionar.

Si hay un equipo que la mayoría de los años consigue acertar en esto de los fichajes es el Sevilla. De sobra es conocida la mano que su ahora Subdirector Deportivo, Monchi, tiene y ha tenido para convertir en estrellas en las filas sevillistas a jugadores hasta entonces desconocidos o con poca suerte en otros destinos. Ejemplos como Daniel Alves, Keita, Medel o Rakitic lo confirman. Además, Monchi se ha encargado, en más de una ocasión, de hacer ver al entrenador de turno las buenas perlas que se crían en la cantera de Nervión. Nombres como Sergio Ramos o Jesús Navas son más que una comprobación.

Sin embargo, no siempre se puede tener suerte y alguna vez el buen ojo de Ramón Rodríguez ha fallado y ha llegado a la entidad andaluza lo que yo llamo una ‘bacalá’, es decir, un jugador que parecía prometer pero que al final no ha estado a la altura de lo esperado (Romaric, Zokora o Koné, sólo por recordar algunos de los más recientes). Algo que por demás ocurre en todas las casas, pero que quizá llama más la atención en el Sevilla por el hecho comentado anteriormente de acertar casi siempre.

Para la temporada 2014/2015 el Sevilla ha dejado escapar (o ha sacado buena tajada, según se mire) a su mejor jugador. Ivan Rakitic ponía rumbo al Barcelona después de demostrar su enorme calidad en el conjunto de Nervión. Será difícil sustituir a un hombre que había logrado convertirse en capitán por méritos propios. Pero para empezar, la entidad dirigida por José Castro ha decidido confiar en un amplio bloque de los hombres que fueron campeones de la Europa League más algunas incorporaciones que, a priori, no parecen desacertadas.

Con la venta de Rakitic al Barça, el Sevilla se ha hecho con los servicios del centrocampista Denis Suárez, cedido durante dos temporadas con opción a compra. El joven gallego, que destaca por su visión de juego y su desborde, ha tenido una actuación muy decisiva en su temporada con el filial del Barcelona (con 7 goles en 36 partidos). Promete.

Otra buena incorporación parece la del tarraconense Aleix Vidal. Procedente del Almería, el también centrocampista, ha sido un auténtico referente para su antiguo club, sobre todo a la hora de lograr el ascenso en la temporada 2012/2013. Firma por cinco temporadas y llega para controlar el centro del campo. Vidal tenía otras opciones pero siempre dejó clara su preferencia por el Sevilla. Promete.

En el terreno de la portería, la entidad de Nervión está siendo algo injusta, a mi juicio, con Javi Varas, un hombre de la casa y que además ha demostrado ser un buen guardameta, pero, que por razones que desconozco, no es del gusto de Unai Emery. Esto ha supuesto que el técnico no cuente con él, lo que ha quedado más que demostrado con el fichaje del portero Mariano Barbosa. El argentino, procedente de la U.D. Las Palmas, llega para disputar la titularidad con Beto. Como cualidades, Barbosa resalta por sus reflejos y por su rapidez, además, le avala su experiencia en equipos grandes como River Plate (Argentina). Ficha por dos temporadas. La competencia parece servida. Toca esperar.

Para la delantera, el Sevilla ha confiado en el ex del Celta, Iago Aspas. Aunque el año pasado disfrutó de una experiencia en el Liverpool, el futbolista ha estado siempre vinculado al club gallego, donde consiguió además ser el máximo goleador en la temporada 2011/2012 (año del ascenso) con 23 goles. Podría formar una buena dupla con Gameiro y Bacca. Llega cedido con opción a compra. Promete.

Otro que será referente a la hora de hacer los goles será el polaco Grzegorz Krychowiak. Con el contrato recién firmado (en el día de ayer), el ex del Stade Reims francés ya ha sido convocado por Unai Emery para la segunda parte de la pretemporada. En su trayectoria en Liga francesa ha jugado 23 partidos y marcado ocho goles. Firma por cuatro temporadas. Toca esperar.

Por otra parte, el Sevilla ha ejercido la opción de compra sobre dos jugadores que llegaron cedidos la pasada campaña, lo que supone una muestra de confianza hacia ambos. Se trata de Pareja y Carriço. El primero ya coincidió con Emery en el Spartak de Moscú y el vasco fue el principal artífice de que recalara en el Pizjuán. A pesar de que tuvo unos inicios algo difíciles, el defensa ha ido de menos a más y se ha convertido en todo un referente en su puesto. La dupla que forma con Fazio ha dotado de seguridad al Sevilla en una zona del campo que la necesitaba. Firma por tres temporadas. Acierto.

El segundo llegó cedido del Reading. Ha disputado 31 encuentros y logrado un gol en la Europa League. Quizá no ha sabido estar a la expectativa de lo esperado, pero la entidad nervionense ha decidido confiar una vez más en su gran potencial. Firma por cuatro temporadas. Segunda oportunidad.

Aunque el apartado de fichajes oficiales termina aquí, aún queda verano y puede que el Sevilla se decida a hacer más incorporaciones. El primer gran estreno de esta nueva plantilla lo veremos con la disputa de la Supercopa de Europa contra el Real Madrid el próximo 12 de agosto. Los objetivos del Sevilla para esta temporada parecen claros: conseguir la clasificación para la Champions. Ya son varias las veces que la hinchada blanquirroja se ha desilusionado pues los objetivos europeos han quedado lejos o se han conseguido de chiripa (como el año pasado). El bálsamo de conseguir la Europa League este curso ha curado un poco esa frustración, pero está claro que la afición es siempre exigente y, que con la llegada de estas nuevas caras, comienza la hora de ilusionar.

Avatar

Siempre quise ser Periodista y me gustó el ámbito de lo deportivo. Ahora hago mis pinitos en moroninformación.es y, colaboro, con gusto, en La Paradinha