Biancucchi, el primo de Messi

Maxi Biancucchi, es primo de Lionel Messi y juega en Brasil/ Folha Press

Maxi Biancucchi, es primo de Lionel Messi y juega en Brasil/ Folha Press

Si bien tiene algunas similitudes con su primo Lionel Messi, Maximiliano Daniel Biancucchi es bastante diferente al gran astro. Aunque en calidad futbolística puede ser elogiado como ‘la Pulga’, su trayectoria y sus logros representan un pequeñísimo porcentaje de su pariente. Pero Biancucchi, como profesional que es, tiene algo que contar en el balompié internacional…

Primo de Lionel por parte de su madre (que como la de Messi se llama de apellido Cuccitini) Maximiliano nació en Rosario en septiembre de 1984, es delantero y de baja estatura (1.65 metros), y lleva diez años de profesional al igual que Messi. Pero a pesar de su mayor edad (30 contra 27) de momento no ha tenido una carrera tan deslumbrante. Iniciado en el famoso club formativo Renato Cesarini de Rosario, pasó a San Lorenzo de Almagro y de allí a Libertad, uno de los grandes clubes de Paraguay detrás de Olimpia y Cerro Porteño, con el que tras una nueva participación en la cantera comenzó en 2004 su etapa en el primer equipo durante una temporada, donde apenas dispuso de dos partidos jugados en los que no vio puerta. Luego fue cedido a otros conjuntos con menos nombre como General Caballero Sport Club (catorce encuentros y sus dos primeros tantos) y Tacuarí, éste ya en 2006, donde otra vez tuvo poca oportunidad de mostrarse, con sólo diez presencias y ningún gol. Sí pudo hacerlo en otro ignoto club, Fernando De la Mora, en el cual por ser dieciséis veces titular y marcar en seis ocasiones fue fichado por el más relevante Sportivo Luqueño, en el que se destacó como figura durante diecinueve partidos y ocho tantos que le valió para obtener su primer título, el Torneo Apertura de 2007. Así se le abrieron las puertas del vecino Brasil y del ‘súperpopular’ Flamengo, en el que también fue referente y campeón, tanto del certamen carioca (es decir, el ‘estadual’ de Río de Janeiro) en 2008 y 2009, así como del principalísimo ‘Brasileirao’, que el conjunto rojinegro de Río no ganaba desde 1992.

Fue entonces que sus pocos pero significativos éxitos lo llevaron a México y al Cruz Azul, donde disputó 37 encuentros y anotó seis goles durante los certámenes Clausura y Apertura, en ese orden, en los que participó. En 2011 regresó a Paraguay para volver a ‘campeonar’, esta vez con el poderoso Olimpia en el Torneo Clausura. Asimismo, en 2012 jugó la Copa Libertadores con el conjunto guaraní, donde le marcó un gol decisivo a Lanús para el triunfo por 2-1, aunque el ‘decano’ terminó vapuleado por los argentinos por seis a cero, haciendo una mala campaña y concluyendo en el cuarto y último lugar del Grupo 2. Tras ese buen paso por tierras paraguayas, retornó a Brasil pero no a la zona carioca sino a una nueva región, la bahiana. Primero jugó para el Vitória en 2013, con quien conquistó otro trofeo, el Campeonato de la región, y donde gozó de 42 partidos en los que convirtió diecisiete tantos. Y de Vitória pasó a uno de sus grandes rivales, el Esporte Clube Bahía, donde sigue intentando brillar en nuestros días.

Tal como sucede con Sergio Agüero y su primo Mauricio Del Castillo, futbolista de Independiente y de la selección argentinas Sub 17 en 2013, Biancucchi lleva en su sangre un parentesco más que famoso. Pero dos títulos en Paraguay y cuatro en Brasil es algo muy escaso frente al extenso curriculum de Messi. Maxi deberá trabajar como hasta ahora no para imitar al inimitable ‘Leo’, pero sí para por lo menos realizar una carrera interesante.

Diego Yamus

Argentino. Soy periodista deportivo hace 21 años mi hábitat ha sido normalmente las ondas radiofónicas. Colaboro en La Paradinha y en el blog Sporting África. No me gusta el sensacionalismo, los rumores o la crítica destructiva. Amo el averiguar permanentemente el pasado para entender el presente y el respeto por los nombres o apellidos bien escritos.