Chan Yuen, rompiendo barreras

Chan Yuen-ting ha logrado el Récord Guinnes al ser la primera mujer en gana una liga nacional masculina/ WRG

Chan Yuen-ting ha logrado el Récord Guiness al ser la primera mujer en gana una liga nacional masculina/ WRG

En su adolescencia crecía su pasión al fútbol cada vez que veía un partido del Manchester United donde jugaba su ídolo, David Beckham. No, esta no es la sinopsis de la película Quiero ser como Beckham, sino la historia de una mujer que ha logrado un Récord Guiness por ser la primera entrenadora en ganar un campeonato nacional masculino, la joven hongkongnesa Chan Yuen-ting.

Licenciada en Geografía al mismo tiempo que jugadora del Shatin y de la selección de Hong Kong, la joven Chan quería seguir desarrollando su vida profesional en base al fútbol pese a contar con la clara oposición de sus padres, que querían que se dedicara la docencia.

Así que poco después de su retirada como futbolista Chan Yuen-ting, encontró la oportunidad de empezar como entrenadora en las categorías inferiores del Pegasus de su país, donde con el equipo sub-18 logró conquistar tres títulos. Tras su primer escarceo exitoso como dirigente de un banquillo Chan Yuen ingresó en el equipo técnico del Southern District donde ejerció de auxiliar.

Paso a paso estaba haciéndose un nombre en el mundo del fútbol, como lo demostraba el hecho de ser una de las pocas mujeres que obtenía la licencia A de entrenadora de la Confederación de Fútbol de Asia (AFC) y ser segunda de abordo en el modesto Eastern por el que fichó en verano de 2015.

El pasado mes de diciembre, el técnico principal del Eastern, Yeung Ching Kwong, que tenía el equipo líder a un punto de diferencia del segundo clasificado, el South China, decidió dejar el equipo para entrenar al Meizhou Hakka de la segunda división china, y la directiva del Eastern decidió darle una oportunidad y apostar por la joven entrenadora de 27 años.

Chan Yuen no defraudó y siguió el camino marcado por su antecesor y cuatro meses más tarde, tras ocho victorias, un empate y una única derrota, y a falta de una jornada para el final, llevó al Eastern a conquistar la Premier League de Hong Kong, superando al ‘spanish’ Kitchee o al South China, dominadores habituales en los últimos años, y lograr marcar un hito al ser la primera mujer que conquista un título liguero con un equipo masculino. De hecho, ha conseguido lo que durante más de dos décadas se les resistió a otros entrenadores que pasaron por el Eastern y entre medias, al mes de asumir su cargo, logró otro título, la Senior Sheild (competición parecida a una Copa de la Liga).

Que este hito para las mujeres en el fútbol masculino haya ocurrido en Hong Kong, no es para nada casual. Pues allí como en muchas otras zonas del oriente asiático, la implantación de la mujer en ámbitos anteriormente masculinos es más tolerada y no está sujeto a tantos estigmas sociales. Algo que puede ser documentado por el entrenador español del Kitchee, Abraham García, que señala qué: «Yo no vi machismo en Hong Kong hacia ella en ningún momento. Es más, todo era muy normal. Tiene que haber oportunidades también para las mujeres. En España ojalá fuera también así».

Y es que en Europa no hay visos, de momento, que pueda haber un caso como el de Chan Yuen. El caso más ‘cercano’ es el de Corinne Diacre, que tiene sexto, a falta de una jornada, al Clermont en la Ligue 2 francesa. Una muestra de que aquí aún hay mucho por andar.

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera