Crear cantera, educar en valores

Abel Segovia, presidente del Ciudad de Morón/ Esther García

Abel Segovia, presidente del Ciudad de Morón/ Esther García

Que el fútbol es un espectáculo de masas no es algo que sorprenda a nadie. Es una de las pocas actividades que consigue aunar a todo tipo de personas. Hasta el más serio puede enloquecer y desgañitarse cuando ve a su equipo marcar un gol o enfadarse innecesariamente cuando el balón se niega a entrar en portería. Esa es nuestra visión del fútbol. La de un deporte rey. Un deporte que domina pasiones. Pero, ¿cómo viven el fútbol aquellos que lo ven desde dentro? ¿Se puede aprender algo siendo futbolista o es sólo la vida de lujos y excesos que tantas veces nos han contado?

Como ejemplo de que sí se puede aprender y, lo que es más importante, enseñar con el fútbol hemos querido conocer de cerca el ejemplo de un pequeño club de una localidad cercana a Sevilla. Se trata del Club de Fútbol Ciudad de Morón. Nacido en mayo de 2012, ha terminado el presente año con cuatro de sus quince equipos (diecisiete en total, pero quince en competición oficial) ascendidos: el Prebenjamín A (campeón de su categoría), el Alevín A, el Infantil A y el Cadete. Además, ha obtenido el premio al Mejor Club 2013, reconocimiento otorgado en la Gala del Deporte 2013, celebrada en Morón de la Frontera el pasado 19 de diciembre.

Cuando le preguntamos a su presidente, Abel Segovia (ex futbolista profesional que despuntó en equipos como el Real Madrid Castilla o el Sporting de Gijón), cuál era su sentimiento ante estos dos logros tan importantes, nos respondía lo siguiente: “Estamos bastante orgullosos. Esto nos ayuda a levantarnos cada día con más ganas de trabajar, porque aquí no sólo enseñamos, sino que aprendemos muchísimo con y de los niños”.

Inicios e ideales

El Club de Fútbol Ciudad de Morón nació con la firme intención de aunar todo el fútbol base de la localidad de Morón de la Frontera en un solo equipo y, en la actualidad cuenta con 300 niños entre sus filas. “Vi que en Morón había unas carencias, sobre todo de tipo profesional. En mi opinión, dentro del fútbol tiene que haber gente que se haya dedicado a ese ámbito o que haya estudiado algo relacionado”, recuerda Segovia, quién con la ayuda de su equipo, presentó la iniciativa ante las autoridades de la ciudad y obtuvo el visto bueno de ellos y del resto de clubes.

Segovia destaca además como todo el cuerpo técnico del club está compuesto por personas relacionadas con el deporte. “Todos nuestros técnicos están continuamente formándose. Una de nuestras banderas es que dentro del fútbol haya gente de fútbol y debidamente cualificada”.

Del mismo modo, destaca que educar en los valores del deporte es uno de los objetivos primordiales dentro del funcionamiento de este club. “Los valores están por encima de todo, incluso de lo deportivo. Para mí no hay ningún mérito deportivo mayor que el hecho de que un niño aprenda a convivir en un grupo. Yo creo que el deporte lleva implícito unos valores que son esenciales en la vida. Los principales referentes de un niño son sus padres, sus profesores y su entrenador. Lo ideal sería que esos tres grupos trabajemos de forma coordinada”.

Seguro que hay muchos y variados ejemplos como el del Ciudad de Morón, equipos modestos que intentan no sólo convertir a los niños en futbolistas de primer nivel, sino que, sobre todo, y antes que nada, intentan forjar sus personalidades de cara al futuro.

Fuente: Patronato Municipal de Deportes

Avatar

Siempre quise ser Periodista y me gustó el ámbito de lo deportivo. Ahora hago mis pinitos en moroninformación.es y, colaboro, con gusto, en La Paradinha