El Newcastle y la conexión francesa

Si hay un equipo extranjero ligado a Francia, ese es el Newcastle dada su colonia de jugadores galos/ L'Equipe

Si hay un equipo extranjero ligado a Francia, ese es el Newcastle dada su colonia de jugadores galos/ L’Equipe

Llega el final de la primera vuelta en la mayoría de los campeonatos europeos y con él la apertura del mercado invernal de fichajes, donde el Newcastle ha dado la nota con sus fichajes. El conjunto de St. James’ Park ha oficializado una contratación más que interesante para paliar el irregular (una vez más) comienzo de campaña con la llegada del motor del Swansea City, Jonjo Shelvey, sin embargo ese no ha sido el fichaje más llamativo, ya que tal condición se la lleva el franco-senegalés Henri Saivet, que llega procedente del Girondins de Burdeos.

Con la llegada de Saivet se consolida más la ‘tendencia francesa’ que está imperando en el equipo del norte de Inglaterra, pues como le ocurriera al Barcelona con los holandeses, el Newcastle está siendo en el último lustro un equipo más francés que inglés, dando cobijo a un gran número de galos, tanto es así que en un futuro cuando se haga mención a esta época del club ‘magpie’ bien seguro que se le conocerá como ‘la saga de los franceses’.

Así desde la temporada 2010/11 (año en el que el Newcastle regresó a la Premier tras su año de penitencia en la Champioship) y hasta el momento actual han pasado nada más y nada menos que dieciséis jugadores franceses, si bien cabe reseñar que tres de ellos, pese a ser franceses de nacimiento, defienden los colores de otro país (Saivet y Demba Ba los de Senegal y Abeid  los de Argelia) y uno de ellos, pese a vestir la ‘tricolore’ nació en tierras foráneas (Yanga-Mbiwa que nació en la República Centroafricana). La llegada de este buen número de jugadores allende el Canal de la Mancha ha supuesto al Newcastle una inversión total de 72’9 millones de euros que sólo ha servido para luchar por no descender todos estos años con la excepción del espejismo de lograr una quinta plaza y alcanzar unos cuartos de final en la Europa League.

¿Qué jugadores componen este grupo que ha dado tal característico acento francés al Newcastle United? Pues esta es la lista cronológica de todos los gallos que se convirtieron en urracas, algunos dejando huella como Cabaye o Demba Ba, otros pasando con más pena que gloria como Cabella o Amalfitano.

Hatem Ben Arfa: Del Olympique de Marsella al Newcastle, 6 millones € (2010)

Antes: Se originó como otro gran producto de la cantera del Olympique de Lyon junto con Karim Benzema, equipo al que dejó en la estacada para recalar en el Olympique de Marsella en una jugada maestra del cuadro provenzal. En Marsella siguió haciendo de las suyas y sumó otra Ligue 1 las cuatro que había logrado en Lyon. Es entonces cuando el Newcastle entra en escena consiguiendo la cesión del franco-tunecino para unos meses después ejercer una opción de compra (que se presupone obligatoria) de seis millones.

Durante: Trayectoria ‘guadianesca’ como ‘magpie’, con la segunda campaña como mejor época y unos últimos meses. (86 partidos, 14 goles)

Después: Tras salir por la puerta de atrás de St. James’ Park, Ben Arfa pronunció más su declive en el Hull City donde actuó cedido. Tras unos meses de ‘relax’ ha renacido de manera estelar en el Niza.

Demba Ba: Del Hoffenheim vía West Ham United al Newcastle, gratis (2011)

Antes: El ariete franco-senegalés se destapó en su debut en la Bundesliga con el Hoffenheim con catorce goles, sin embargo en sus posteriores campañas su rendimiento goleador fue bajando por lo que fue cedido al West Ham donde fue en busca de mejor fortuna. En los ‘hammers’ tuvo buena respuesta con siete goles en doce partidos, por lo que el Newcastle echó sus redes hacía él y además a coste cero, pues tras su cesión acabó contrato con el Hoffenheim.

Durante: Fue el referente ofensivo ‘magpie’ en la campaña y media que estuvo en el equipo, formando una gran sociedad con su ‘compatriota’ Papis Cisse y llenando el vacío que dejó la marcha Andy Carroll (54 partidos, 29 goles).

Después: Lo estaba haciendo tan bien que era cuestión del tiempo que un equipo más grande se lo llevara, y así fue, pues Demba Ba recaló en el Chelsea de Abramovich como competencia de Torres. Con ese fichaje acabó su buen rendimiento en la Premier y tras recuperar su olfato goleador la pasada campaña en el Besiktas, ahora gana mucho dinero en el Shanghai Shenhua de la exótica China.

Gabriel Obertan: Del Manchester United al Newcastle, 3’4 millones € (2011)

Antes: Tras despuntar en el Girondins de Burdeos de Laurent Blanc firmó por el Manchester United, equipo que siempre le vino grande. Tras dos temporadas con escasa participación en los ‘red devils’ aceptó formar parte del proyecto de francófilo de Alan Pardew.

Durante: Tampoco se ha hecho un hueco en las filas blanquinegras con un rendimiento muy irregular. Tras una buena primera campaña Obertan se ha diluido poco a poco en el Newcastle por culpa de las lesiones (de hecho en la actualidad se encuentra lesionado y no se espera que reaparezca hasta marzo). Tiene contrato hasta junio de 2016 (75 partidos, 4 goles).

Mehdi Abeid: Del Lens al Newcastle, gratis (2011)

Antes: Prometedor centrocampista de la cantera del Lens que se dejó seducir por los cantos de sirena del Newcastle cuando era un juvenil.

Durante: Su juventud (diecinueve años) y su poco bagaje (venía de jugar en el filial de Lens en la quinta categoría francesa) hizo que apenas tuviera peso en el cuadro ‘magpie’ por lo que se marchó cedido en busca de coger experiencia en el St. Johnstone escocés primero y el Panathinaikos después. En el equipo griego rendiría a buen nivel despuntando por su versatilidad y olfato de gol, por lo que a la campaña siguiente volvería al Newcastle para aprovechar una segunda oportunidad. Sin embargo tuvo un regreso discreto con participaciones más o menos pobres (22 partidos).

Después: Con esas prestaciones, el equipo de la ribera del Tyne optó por venderlo al Panathinaikos donde parece que los aires helénicos favorecen a su juego.

Sylvain Marveaux: Del Rennes al Newcastle, gratis (2011)

Antes: Marveaux es un centrocampista sacrificado que rendía de manera aceptable en el Rennes hasta que en 2010 explotó e hizo su mejor campaña marcando la nada desdeñable cifra de diez tantos en la Ligue 1. Entonces el Newcastle esperó pacientemente a que acabara contrato (una temporada más tarde) para incorporarlo a coste cero en su disciplina.

Durante: Como ‘urraca’ ha tenido una presencia testimonial, maquillada por una segunda temporada en la que sí contaba con el apoyo de Pardew. Tanto es así que la temporada pasada se marchó cedido al Guingamp donde volvió a tener minutos, algo que no le ha servido para regresar con fuerza al conjunto inglés, pues está apartado del primer equipo y de momento actúa en el filial. Tiene contrato hasta 2016 (57 partidos, 2 goles).

Yoan Cabaye uno de los jugadores con más clase que ha pasado por St. James Park/ Getty Images

Yohan Cabaye uno de los jugadores con más clase que ha pasado por St. James Park/ Getty Images

Yohan Cabaye: Del Lille al Newcastle, 5 millones € (2011)

Antes: Referente indiscutible, con permiso de Eden Hazard, de aquel Lille que conquistó la Ligue 1 en 2011. Aunque su mejor temporada con el equipo norteño fuera la anterior a ese título de liga donde rompió moldes con trece goles y media docena de asistencias.

Durante: En el Newcastle cogió otra dimensión y se volvió todo un ídolo gracias a sus aportaciones con la camiseta blanquinegra. En sus dos campañas y medias como magpie fue el jugador de más calidad y el más determinante, cuando no tenía su día (rara vez ocurría eso) el equipo lo notaba sobremanera. El irregular rumbo del conjunto de Alan Pardew le llevó a aceptar la oferta del París Saint-Germain en busca de nuevas aspiraciones, y desde entonces en St. James Park aún suspiran por volver a tener un jugador como él (93 partidos, 18 goles).

Después: La gran competencia en una plantilla llena de estrellas como la del PSG hizo que, pese a tener actuaciones notables, no se hiciera con un puesto de titular, por lo que este verano se decantó volver a las órdenes de Pardew en el Crystal Palace. En el conjunto londinense ha vuelto a convertirse en un jugador franquicia y buena parte de la gran campaña de los ‘eagles’ es culpa suya.

Romain Amalfitano: Del Stade Reims al Newcastle, gratis (2012)

Antes: De la Ligue 2 a la Premier League. Con su chispa en las inmediaciones del área Romain Amalfitano había ayudado en gran parte a que el Stade de Reims ascendiera a la Ligue 1 después de 33 años de ostracismo, algo que junto a su madurez en el campo pese a su juventud convenció a la directiva magpie para que se enrolara en sus filas.

Durante: Tan solo en cinco partidos en la Europa League se pudo ver a Amalfitano con la camiseta blanquinegra por lo que la temporada siguiente, el que iba a ser mucho mejor futbolista que su hermano Morgan, volvió a hacer las maletas de regreso a Francia (5 partidos).

Después: Tras su estancia en falso en Inglaterra volvió a la Ligue 2 en calidad de cedido al Dijon donde tras una aceptable temporada se quedó en propiedad tras rescindir contrato con el Newcastle.

Massadio Haïdara: Del Nancy al Newcastle, 4 millones € (2013)

Antes: Temporadas discretas en el Nancy y sólo algunos partidos daba un rendimiento fuera de serie. Esos escasos momentos motivaron su presencia alguna que otra vez en las categorías inferiores francesas y que el equipo de scouting del Newcastle decidiera que invertir cuatro millones en él era un buen negocio.

Durante: En el nordeste de Inglaterra tuvo aún más participaciones discretas nunca justificando la inversión que se hizo por su llegada, si bien es verdad que cada campaña que avanza disputa más minutos en una lenta progresión que le ha llevado ya a marcar su primer gol como ‘magpie’ en la presenta campaña (48 partidos, 1 gol).

Yoan Gouffran: Del Girondins de Burdeos al Newcastle, 4 millones € (2013)

Antes: Doctorado en Francia tras llevar al Caen a la élite y al Girondins Burdeos a ganar la Ligue 1 con muy buenas prestaciones, el nombre de Gouffran empezó a sonar con fuerza entre varios equipos europeos como el Queens Park Rangers, el Olympique de Marsella o el Nápoles. Finalmente fue el Newcastle el que lo contrató en el mercado invernal cuando sólo restaban seis meses de que terminara su contrato con el Girondins.

Durante: Tras un comienzo titubeante en esa media primera campaña, Gouffran se fue asentando en el Newcastle hacíendose dueño y señor de la banda izquierda las dos siguientes temporadas (si bien en algún momento, por exigencias del guión, ha jugado por banda derecha) siendo un puntal de los ‘magpies’ con su velocidad y sus desmarques. Esta temporada no ha empezado fino y apenas acumula minutos perdiendo su puesto en favor de Georgino Wijnaldum (97 partidos, 12 goles).

Mathieu Debuchy: Del Lille al Newcastle, 6 millones € (2013)

Antes: Uno de los baluartes de aquel Lille que se coronó campeón de Francia y la última gran estrella en irse de ‘Les Dogues’ tras la anterior marcha de Hazard y Cabaye. La cercanía del fin de su contrato obligó al cuadro francés a venderle al Newcastle y desprenderse así de unos de los mejores laterales de su historia.

Durante: En temporada y media hizo suyo el carril derecho siendo uno de los mejores jugadores del conjunto ‘magpie’ y en ejemplo de entrega conformando una de las pocas notas positivas del irregular devenir del Newcastle. Pero su buen hacer no pasó desapercibido y dio el salto a un equipo de mayor empaque dentro de la Premier League, el Arsenal (46 partidos, 1 gol).

Después: Tras llegar al norte de Londres, la estela de Debuchy se ha diluido por culpa de las lesiones, algo que unido a la aparición de Héctor Bellerín le dejó sin sitio en las filas ‘gunners’ y este invierno ha recalado en el Girondins de Burdeos.

Loïc Rémy: Del Queens Park Rangers al Newcastle, Cedido (2013)

Antes: Tras un discreto paso por el Olympique de Lyon y el Lens, Rémy despertó su instinto goleador en el Niza con buenos registros, algo que siguió potenciando en el Olympique marsellés, hecho que le valió para ser llamado a filas en el megalómano proyecto del Queens Park Rangers. Sin embargo, el proyecto londinense se fue a pique con el descenso a Championship y el ariete galo no quiso bajar a los infiernos y se marchó cedido a la ribera del Tyne.

Durante: En la única temporada que estuvo en las filas ‘magpie’ Rémy sustituyó a la perfección a Demba Ba, convirtiéndose en el máximo goleador del equipo y tapando la mala temporada que tuvo su compañero en ataque Papiss Cisse (27 partidos, 14 goles).

Después: Sus buenos números le valieron para volver a Londres de una mejor manera, ya que no regresó al QPR sino que firmó por el Chelsea que buscaba de una vez cerrar una delantera competitiva. Sin embargo la llegada de Diego Costa y la competitividad con otros arietes ‘blues’ hace que goce de pocas oportunidades y que ahora mismo se plantee probar suerte en China.

Moussa Sissoko, probablemente el mejor jugador de la actual plantilla del Newcastle/ AFP

Moussa Sissoko, probablemente el mejor jugador de la actual plantilla del Newcastle/ AFP

Moussa Sissoko: Del Toulouse al Newcastle, 2’5 millones € (2013)

Antes: Pieza clave en el mediocampo del Toulouse gracias a su poderío físico, su rápida circulación del balón y sus dotes para el marcaje y la recuperación del esférico. Su fichaje en el mercado invernal poco antes de que saliera libre fue un acierto de la dirección deportiva que reforzó bien su centro del campo con un jugador de alto valor futbolístico a un precio razonable.

Durante: Desde su llegada se ha convertido en una pieza fija en el esquema de las urracas ya sea con Pardew, como con Carver o McClaren, aportando el músculo necesario que necesita el equipo para destruir el juego rival y dar salida al balón rumbo a acciones ofensivas. Podría considerarse como el mejor jugador del Newcastle en la actualidad, habiéndose revalorizado el quíntuple de lo que costó (115 partidos, 11 goles).

Mapou Yanga-Mbiwa: Del Montpellier al Newcastle, 8 millones € (2013)

Antes: El jugador nacido en la República Centroafricana fue una de las piezas importantes de aquel Montpellier que sorprendió a todos al alzarse con el título de la Ligue 1 en 2012. Central no muy expeditivo pero con buena capacidad de reacción y fortaleza física que llegó a estar bastante cotizado por lo que el Newcastle tuvo que tirar de chequera para hacerse con sus servicios.

Durante: Al principio tuvo problemas de adaptación que, una vez solventados, se vio un defensor aceptable que sin llegar a las actuaciones que brindó al Montpellier siempre cumplía. Por ello no costó mucho que tras campaña y media el Newcastle se ‘desprendiera’ de él con una cesión (con compra obligatoria) a la Roma tras disputar como ‘magpie’ 46 partidos.

Después: Nivel parecido al que mostró en Inglaterra fue el que Yanga-Mbiwa dio en la ciudad eterna, donde se colocó como teórico titular para Rudi García. Paso también poco trascendental en la Roma (con pelea con Messi incluida) antes de volver a Francia en las filas del Olympique de Lyon.

Rémy Cabella: Del Montpellier al Newcastle, 10 millones € (2014)

Antes: Otro futbolista llegado desde el Montpellier, si bien Cabella apenas tuvo presencia en el equipo que se coronó campeón de Francia, ya que despertaría después haciendo una brillante campaña en la 2013/14 con catorce goles en 37 partidos, motivo por el que el Newcastle se rascara el bolsillo para firmar a este ‘trescuartista’ la campaña siguiente.

Durante: El ‘fichaje estrella’ y el jugador que más prometía tuvo una actuación muy disimulada. Por lo que entre la cantidad pagada y la expectativas que creó se podría hablar de Cabella como el mayor fiasco del Newcastle en los últimos cinco años (34 partidos, 1 gol).

Después: Sin embargo, el Newcastle no ha tirado la toalla con él y lo ha cedido esta campaña al Marsella con visos de recuperarle. De momento en la costa provenzal ha mejorado levemente sus prestaciones de la campaña pasada.

Emmanuel Rivière: Del Mónaco al Newcastle, 6 millones € (2014)

Antes: Tras comienzos de luces y sombras en el Saint-Étienne y el Toulouse, Emmanuel Rivière tuvo su despunte en el regreso del Mónaco a la Ligue 1 con el que anotó diez goles en el tramo final de la temporada, motivo ‘más que suficiente’ para que el Newcastle lo incorporara a su disciplina.

Durante: En la Premier no pudo explotar ese despunte y volvió a ser el atacante dubitativo que habituaba a ser con un rendimiento pobre en su primera campaña como ‘magpie’. La que iba a ser primera opción de ataque del Newcastle se encuentra por detrás de Mitrovic, Ayoze y Papis Cisse en las preferencias de un McClaren que le tiene sin jugar desde agosto (29 partidos, 3 goles).

Florian Thauvin: Del Olympique de Marsella al Newcastle, 18 millones € (2014)

Antes: Una temporada más, el Newcastle se obcecaba con traer lo más llamativo de Francia y esta temporada le tocó el turno a Florian Thauvin. El ‘orléanais’ recaló en el Olympique de Marsella tras una buena campaña en el Bastia y ahí siguió creciendo pese a que no era muy del gusto de Bielsa, que vio con muy buenos ojos la mareante cifra que propuso el Newcastle para hacerse con este extremo.

Durante y después: Y ha sido un viaje de ida y vuelta pues tras una media campaña en la Premier en la que nunca mostró signos de adaptación y tras el hartazgo de McClaren, volvió, cedido, hace unas semanas al Olympique de Marsella que ha hecho un negocio redondo con él. (13 partidos, 1 gol).

 

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera