Empresas y fútbol, historias de una relación fructífera

Bierhoff fue la estrella del Bayer Uerdingen/ Panini

Bierhoff fue la estrella del Bayer Uerdingen/ Panini

Hoy día la mayoría de los clubes de fútbol son empresas y se estructuran en acciones y algunos incluso cotizan en bolsa. Pero hay clubes que son propiedad de una empresa, ya sea fundado por la iniciativa de dicha empresa o comprado por una empresa a posteriori, y no nos estamos refiriendo al caso de Bankia con el Valencia CF.

Sin duda el caso más conocido es el del Bayer Leverkusen, uno de los equipos alemanes más importantes de las  dos últimas décadas. Fundado en 1904 por la empresa farmacéutica a petición de 170 trabajadores de la planta química que Bayer tenía en Leverkusen, el equipo conocido como ‘Neverkusen’ por su incapacidad de conquistar la Bundesliga ha visto pasar por sus filas a jugadores de talla como Ulf Kirsten, Michael Ballack o Jorginho y luce en sus vitrinas una copa de Alemania y una copa de la UEFA. Además del Leverkusen la empresa Bayer gestionó un equipo que hoy se pasea por la Oberliga regional, el Bayer Uerdingen. Este equipo se fundó en 1905 y desde el periodo comprendido entre 1953 y 1995 donde el equipo consiguió sus mejores años obteniendo una copa y disputando trece temporadas en la Bundesliga estuvo ligado a la firma farmacéutica, pero tras la retirada de ésta el equipo se ha ido desvaneciendo poco a poco.

El otro gran club cuyo dueño es una empresa es el PSV Eindhoven o lo que es lo mismo el Philips Sport Vereniging (Unión Deportiva Philips). El conjunto rojiblanco se fundó en 1913 tras el éxito de una festividad deportiva organizada por la empresa de electrodomésticos Philips y se ha convertido en uno de los equipos más laureados de Holanda, donde han pasado figuras como los hermanos Van der Kerkhof, Ronald Koeman o Ronaldo y se han alzado 18 eredivisies y una Copa de Europa.

Si salimos del Benelux y nos acercamos a Francia, veremos que en la actual Ligue 1 está el Evian Thonon Gaillard de las localidades saboyanas Thonon-les-Bains y Gaillard. El Thonon Gaillard era un modesto equipo hasta que en 2009 Franck Riboud, presidente de Danone, se encaprichó del equipo y lo vinculó a la marca Evian (el agua mineral más vendida en Francia) y en poco más de dos años lo lleva a la máxima categoría francesa.

En España no hay casos conocidos pero haberlos, los hay. Uno de los casos fue el CD As Pontes que en 1984 se asoció con la eléctrica Endesa (que dispone en esa localidad la central térmica más grande de España) y pasó a llamarse Endesa As Pontes hasta su desvinculación en 2001. Aunque en este caso cabría hablar de fuerte patrocinio más que vinculación a una empresa en sí misma, algo que no quita que el conjunto coruñés se haya beneficiado de ello, ya que en su momento como “equipo de Endesa” disfrutó de la mejor etapa de su historia, logrando disputar nueve campañas en Segunda B.  Pero sin duda el caso más rocambolesco es el que sucedió con el histórico Figueres, cuando Enric Flix compró a través de su portal de apuesta miapuesta.com el club y al año siguiente lo trasladó a Castelldefels  (tras un acuerdo con el ayuntamiento y el UE Castelldefels) y renombró al equipo como Miapuesta Castelldefels, experiencia que sólo duró un año y que acabó con el Castelldefls descendido a tercera. Tras este varapalo Flix no se rindió y trasladó el equipo a la pequeña localidad gerundense de Vilajuiga, pero fracasó en su empeño. A los pocos meses la directiva le apartaba del poder a Flix y este optó por vender sus acciones y desvincular el club de su portal de apuestas, que posteriormente vendería al grupo británico Sportingbet.

Otros casos curiosos son los equipos comprado por la marca de bebidas isotónicas austriaca Red Bull, el Red Bull Salzburg (otrora Casino Salzburg) de la Bundesliga austriaca y el New York Red Bulls (antiguo NY Metrostars) de la Major League Soccer. También cabe mencionar al Cruz Azul, uno de los equipos más laureados del fútbol mexicano, fundado por la cementera Cooperativa La Cruz Azul, y al Skoda Xanthi griego que en 1991 cambió su nombre al ser comprado por Viamar, el distribuidor oficial de Skoda en el país heleno.

Nacho Mateo

Periodista, hice mis primeros pinitos en la prensa deportiva local y luego soñé con emprender. Curioso por naturaleza, también soy productor audiovisual. Cada uno se marca su propia frontera