Especial: Portugal, campeón de la Eurocopa

Portugal se proclamó campeona de la Eurocopa por primera vez en su historia / AFP

Portugal se proclamó campeona de la Eurocopa por primera vez en su historia / AFP

El fútbol se lo debía. Le debía a Portugal una Eurocopa. Inolvidable es aquella final de 2004, donde, contra todo pronóstico, Grecia se impuso a Portugal, que jugaba como local. Las lágrimas del, por aquel entonces, un joven Cristiano Ronaldo, dieron la vuelta al mundo. Nuevamente, el astro lloró, pero esta vez de alegría. Portugal logró lo que Grecia hace unos años: ganar una Eurocopa, frente a la anfitriona y sin partir como la favorita.

Pocos eran los que imaginaron a esta selección alzando el trofeo, y más tras su mala fase de grupos, donde se clasificaron como terceros en un grupo teóricamente muy inferior (formado por Hungría, Islandia y Austria). Fue en octavos donde se produjo el gran cambio. Fernando Santos apostó por una mentalidad más defensiva, sacrificando a jugadores como André Gomes o Vierinha por otros como Adrien Silva o Cédric Soares.

Es esta mentalidad la que le valió para lograr imponerse en todo el torneo (final incluida) ganando únicamente un partido en los 90 minutos reglamentarios. Tres empates en fase de grupos, un gol en la prorroga frente a Croacia en octavos, penaltis contra Polonia en cuartos y, nuevamente, un gol en la prorroga en la final ante Francia. Únicamente en semifinales, donde se enfrentaron a Gales, lograron imponerse por dos a cero. En un equipo en el que sus teóricas estrellas no han brillado con luz propia, ha sido el conjunto, la mentalidad y ese estilo competitivo, tachado por muchos de “anti-fútbol”, el que le ha valido para convertirse en la mejor selección de Europa por primera vez en su historia, demostrando que el FÚTBOL puede ser extraordinario.

El momento

Minuto 109. Se disputa ya la segunda parte de la prorroga. Los franceses están agotados, y los portugueses, sin arriesgar demasiado. Todo parece indicar que el partido se decidirá en los penaltis. Sin embargo, una figura emerge. Un héroe anónimo. Éder, quien fue menospreciado por su mal Mundial, demostró lo bonito que podía ser el fútbol. Un jugador corpulento, limitado técnicamente, que tuvo que marcharse a jugar precisamente a Francia y que no era titular en su selección. Este jugador, sin embargo, demostró que todo es posible, y tras marcharse de Koscienly, soltó un latigazo desde fuera del área que no logró atrapar Lloris. Un golazo que significó la primera Eurocopa de la historia de Portugal. Y así, mientras todas las miradas estaban puestas sobre Cristiano Ronaldo o Griezmann, Éderzito, nacido en Bissau, fue el verdadero protagonista de la noche.

Éder se convirtió en el protagonista de la noche al marcar el único gol / GETTY IMAGES

Éder se convirtió en el protagonista de la noche al marcar el único gol / GETTY IMAGES

Protagonistas

  • Rui Patricio (7 partidos, 5 goles encajados): Gran portero, que lleva ya varios años rindiendo a un muy buen nivel en el Sporting de Portugal y siendo indiscutible en la selección. Tras un gran torneo (a destacar sus paradas en la final), podría llegarle la oportunidad de jugar en un grande.
  • Cédric Soares  (4 partidos): El joven lateral del Southampton comenzó como suplente de Vierinha, pero en octavos Fernando Santos apostó por él debido a su mayor compromiso defensivo. Cédric no lo decepcionó.
  • Vierinha (3 partidos): De la manera inversa, el experimentado jugador del Wolfsburgo fue el principal afectado por la decisión de su técnico, pues pasó de ser titular indiscutible en la fase de grupos a no disputar un solo minuto de ahí en adelante.
  • Pepe (6 partidos): El mariscal de la defensa portuguesa. Un baluarte defensivo que ha demostrado, tanto en este torneo, como en su temporada con el Real Madrid, que está viviendo una segunda juventud. Muchos fueron los que predijeron que el equipo le echaría de menos en semifinales, pero en la cita decisiva volvió, nombrado nada más y nada menos que mejor jugador de la final.
  • José Fonte (4 partidos): Y si Pepe fue, y por mucho, el mejor defensa del campeón, Fonte fue el segundo al mando. Desconocido por la mayoría del público, lo cierto es que el capitán del Southampton ha demostrado sus buenas maneras. Una pena que su momento le haya llegado con una edad ya avanzada.
  • Ricardo Carvalho (3 partidos): Pero para experimentado no hay mejor ejemplo que el del central de Mónaco, ex del Chelsea y del Real Madrid. Durante muchos años fue considerado uno de los mejores zagueros de Europa, pero su carrera ya está en declive. Esto, sin embargo, no le ha impedido ir con su selección e incluso haber sido titular en los primeros partidos.
  • Raphaël Guerreiro (5 partidos): Gran descubrimiento el de los portugueses con este lateral del Lorient, ya fichado por el Borussia Dortmund. Promete ser una dura competencia para Coentrao (ausente por lesión) en el costado zurdo de la selección, y ya ha dejado buenas impresiones en el torneo continental. Especial atención a su magistral libre directo en la final, que no entró por poco.
  • Joao Mário (7 partidos): La segunda gran revelación del equipo tras Renato Sanches, el joven extremo derecho del Sporting de Portugal ha firmado una gran temporada con su equipo que le ha valido para disputar todos los partidos de esta Eurocopa y ser ojeado por los grandes equipos del continente.
  • William Carvalho (5 partidos): Excelente centrocampista defensivo, nuevamente del Sporting de Portugal. En el Mundial 2014 acudió como joven promesa y este año ha terminado de consagrarse. Buen físico completado con una gran técnica, podría protagonizar un sonado traspaso este verano (ya sonó par el Arsenal).
  • Danilo Pereira (5 partidos): Revelación su temporada en el Oporto, que lo adquirió tras sus dos grandes años en el Marítimo. Poco a poco se convirtió en indiscutible, y eso le ha valido para ir a la Eurocopa y jugar varios partidos.
  • Renato Sanches (6 partidos, 1 gol): La gran revelación de Portugal, elegido como mejor jugador joven de la Eurocopa. Excelsa temporada la suya, pasando de ser un canterano desconocido del Benfica a convertirse en su máxima estrella (solo él y Eliseu han ido a la Eurocopa por parte del conjunto lisboeta, pese a que ha sido campeón de la liga). Si ya fue sonado su traspaso al Bayern de Múnich por 35 millones, esta Eurocopa ha encumbrado aún más a este potente box to box de tan solo 18 años. Ojo con su partidazo frente a Polonia en cuartos.
  • Joao Moutinho (6 partidos): El que hasta hace poco fue la brújula de la selección portuguesa, esta Eurocopa ha sido condenando al banquillo, siendo, eso sí, la primera opción a la hora de suplir a alguno de los centrocampistas titulares. Sigue mostrando su buena visión de juego y toque de balón, pero quizá debería abandonar el Mónaco y buscar un equipo que le pueda proporcionar mayor importancia internacional.
  • André Gomes (5 partidos): Un jugador de clase exquisita, siendo de lo mejor del Valencia esta temporada, y ojeado por clubes de la talla de Real Madrid, Barcelona, Juventus o Manchester United. Todo apuntaba a que sería una de las estrellas de Portugal esta Eurocopa, y lo cierto es que en los primeros partidos así fue. Sin embargo, su irregular rendimiento, sumado a la mentalidad defensiva de su técnico, le condenaron al banquillo en los partidos finales.
  • Adrien Silva (4 partidos): Otro jugador desconocido para el gran público y uno de los capitanes del equipo que más jugadores ha aportado a la selección, el Sporting de Portugal. Una buena temporada en su equipo le valieron la convocatoria a la Eurocopa, y su compromiso defensivo le convirtió en titular por delante de otros jugadores con más renombre.
  • Cristiano Ronaldo (7 partidos, 3 goles): La gran estrella de Portugal, y uno de los mejores jugadores del mundo. Tras una temporada irregular con el Real Madrid, que aún así le valió un gran número de goles y otra Champions League en su plamarés, el capitán de la selección tenía ante sí una de las últimas oportunidades para dar un trofeo a su país, y de pasó, vengarse por aquella final perdida en 2004. Comenzó dubitativo, con más críticas que elogios, pero fue despedido con un sonoro aplauso cuando, en la final, se tuvo que retirar lesionado, entre lágrimas, en el minuto 25. Pudo haberse quedado en la camilla, pero se levantó y ejerció como técnico, alentando y no dejando de dar indicaciones a sus compañeros desde el área técnica. Ahora son muchas las voces que reclaman su cuarto Balón de Oro.
  • Nani (7 partidos, 3 goles): Fichado por el Valencia a mitad del torneo, el jugador nacido en Cabo Verde tendrá una nueva oportunidad de triunfar en una liga competitiva tras firmar una gran Eurocopa. Con más sombras que luces en el Manchester United (provocadas seguramente por la eterna comparación con Cristiano), salió cedido al Sporting de Portugal y, tras una buena temporada, se marchó al Fenerbahce. Titular junto a Ronaldo en la delantera, asumió en más de una ocasión los galones para dirigir el ataque.
  • Ricardo Quaresma (7 partidos, 1 gol): El jugador número 12 por antonomasia de este Portugal campeón de Europa. Llegaba al torneo en un gran momento de forma, y en el torneo demostró que no ha perdido su excelente golpeo con el exterior. Fue clave frente a Croacia en octavos, marcando el gol de la victoria.
  • Éder (3 partidos, 1 gol): Poco más se puede decir de él que lo que se ha contado en “El momento”. Muchos alabaron la decisión de Fernando Santos por jugar con dos falsos nueves (Cristiano Ronaldo y Nani) para así suplir la carencia de un delantero centro de garantías, dejando fuera a este jugador, tachado de torpe y de no tener el nivel suficiente para estas citas. Un soberbio golazo, decisivo en un partido histórico, ha servido para callar varias bocas de golpe.

También fueron campeones: Eliseu (2 partidos), Bruno Alves (1 partido), Rafa Silva (1 partido), Anthony Lopes y Eduardo,

  • Fernando Santos: El técnico ha sido el gran beneficiado de esta histórica gesta. Tras dirigir a los tres grandes equipos del país (Oporto, Sporting CP y Benfica), el experimentado técnico parecía haber encontrado su retiro en Grecia, pero fue llamado por la Federación Portuguesa en 2014 para darle mayor competitividad al equipo. No solo ha aportado esto, sino  que también se ha destapado como un gran estratega.

El futuro

El futuro de Portugal pinta de todo menos negro. Si bien es cierto que para ciertos jugadores clave durante muchos años, como Pepe (32 años), Moutinho (29), Nani (29) o el mismísimo Cristiano Ronaldo (31), este será uno de sus últimos torneos (con suerte podrán llegar a la próxima Eurocopa, dentro de otros cuatro años), lo más destacable de Portugal ha sido su buen trabajo con las nuevas generaciones. Jugadores como André Gomes (22 años), William Carvalho (24), Danilo Pereira (24), Renato Sanches (18), Guerreiro (22), Rafa Silva (22) Joao Mario (23), Cédric Soares (24) e incluso otros que se han quedado fuera de la lista definitiva (Bernardo Silva, Horta, Cavaleiro, Rubén Neves, Carlos Mané, Bruma o Gelson Martins, entre muchos otros), demuestran que de Portugal están saliendo jóvenes promesas con mucha calidad. Puede que de aquí a unos años, todas las revelaciones del país ibérico se consagren y veamos a esta selección entre las grandes del mundo.

 

David Hormigos

Futuro periodista y amante del fútbol. Me encanta analizar equipos y jugadores, seguir el mercado de fichajes y debatir sobre el deporte rey (siempre desde el respeto). Luchando para que mi pasión se convierta en mi profesión.