Gibraltar, el benjamín de la UEFA

El Lincoln Red Imps ha sido el primero en representar a Gibraltar en la Champions/ UEFA

El Lincoln Red Imps ha sido el primero en representar a Gibraltar en la Champions/ UEFA

Territorio británico de ultramar desde inicios del siglo XVIII, Gibraltar es con menos de siete kilómetros cuadrados y alrededor de treinta mil habitantes uno de los lugares más pequeños y recónditos de Europa. Y el fútbol es tan popular que tiene vida propia, con una historia centenaria. Pero por culpa de su status político, sólo hace tres años ha sido admitido por la UEFA, como su miembro número 54, después de una larga lucha legal, consiguiendo así jugar todas sus competiciones.

Pese a que la Asociación de Fútbol de Gibraltar (GFA) es una de las más antiguas del mundo (1895), el balompié del Peñón se redujo a encuentros domésticos y unos pocos internacionales. En ese contexto, la Gibraltar Football League fue creada en 1907 como complemento de la existente Merchant’s Cup, y en 1909 se afilió a la Federación inglesa. Por su parte, en 1901 la GFA creó un combinado nacional para disputar partidos ante conjuntos de militares ingleses. Este combinado fue el antecesor de la actual selección y jugó sus dos primeros encuentros en abril de 1923 ante el Sevilla, ambos perdidos por 2-0 y 5-0 en España. También en sus anales menciona un empate ante el Real Madrid en 1949. Sin embargo, este combinado no volvió a aparecer hasta 1993, en el modesto marco de los Juegos Insulares, donde desde ese momento compite regularmente. En su primera participación, Gibraltar cayó en todos sus cotejos y sólo marcó un gol acabando último clasificado. Dos años después, como organizador de los Juegos en 1995, obtuvo su primera victoria sobre la isla de Man 1-0 y llegó hasta la final, perdiendo con la isla de Wight.

Poco a poco las estructuras futbolísticas del istmo se han afianzado, a pesar de que el balompié tiene carácter amateur. Tanto es así que la entrada en la UEFA permitió a los clubes competir en las copas europeas y hasta se ha iniciado un proyecto de estadio acorde con las exigencias de la FIFA, el que se llamará Estadio de Punta Europa (con aforo para 8.000 espectadores). La liga de Gibraltar (actualmente denominada como Gibraltar Premier Division) se afirmó con diez equipos en Primera y 12 en Segunda, más una competición de copa, la Rock Cup. Lo mismo con el sector femenino, el juvenil y el fútbol sala. Actualmente, todos los partidos de Liga se celebran en un solo terreno, el Victoria Stadium, con capacidad de 5.000 espectadores, inaugurado en 19 de junio de 1949 y de césped artificial. El vigente campeón es el Lincoln Red Imps FC, el mismo de todas las temporadas desde 2003 y que lidera cómodamente la actual campaña liguera, al punto de llevar una buena diferencia sobre el segundo clasificado, el Europa FC, con un impresionante récord de victorias y goles marcados, más de 70 en dieciséis jornadas. Existe una notoria brecha entre estos dos conjuntos y el resto, incluso uno de los conjuntos campeones de la historia ‘llanita’, el Glacis United, ha sido goleado por el Lincoln y por Europa FC.

Además, Lincoln y Europa han sido los primeros en representar a Gibraltar en las competiciones europeas. El campeón lo ha hecho en la Champions League 2015/16, donde logró pasar la primera ronda previa (tras superar al Santa Coloma andorrano) para luego ser eliminado por el Midtjylland. Mientras tanto, el Europa FC ha participado en la Europa League, donde ha sido apeado a la primera de cambio. Por otra parte, la Segunda División gibraltareña fue creada en 1909 y desde entonces ha promovido dos clubes a la élite, ayudando a engrosar y enriquecer la competitividad de una región en desarrollo. Y es que con menos de siete kilómetros cuadrados y 32 000 almas, con casi tres años de vida oficial, Gibraltar es el benjamín de la UEFA.

Diego Yamus

Argentino. Soy periodista deportivo hace 21 años mi hábitat ha sido normalmente las ondas radiofónicas. Colaboro en La Paradinha y en el blog Sporting África. No me gusta el sensacionalismo, los rumores o la crítica destructiva. Amo el averiguar permanentemente el pasado para entender el presente y el respeto por los nombres o apellidos bien escritos.