Lepe-Zaragoza, historia aurinegra

Los jugadores del Iberia Sport Club posan antes de un partido /Twitter

El fútbol es un deporte mundial, se juega en cada calle, en cada esquina y cuenta con clubes en todos los rincones del planeta por muy recónditos que estos sean. De ahí que no paremos de sorprendernos por la conexión que tienen algunos equipos. A veces tan azarosas como importantes para la historia, ya no sólo del propio club sino incluso para algunas ciudades muy identificadas con su fútbol. Un claro ejemplo de estas conexiones increíbles se vive entre el Athletic Club y el Southampton, pero de esta historia ya hablaremos otro día. Hoy vamos a hablar de cómo y por qué Lepe y Zaragoza comparten devoción por unos mismos colores.

Corría el año 1956 en la localidad onubense de Lepe. El San Roque de Acción Católica (germen del actual Club Deportivo San Roque de Lepe) se disponía a jugar su primer partido en agosto de aquel año. En los meses anteriores a ese partido que les enfrentaría al Gibraleón, equipo del pueblo vecino con el mismo nombre, Lepe contaba con dos equipos, el Acción Católica, fundado por el cura Don José Arrayás (vital en la historia del fútbol lepero) y Amigos de San Roque (en honor al patrón de la localidad). El párroco fue la persona clave para la fusión de ambos y el nacimiento del San Roque de Acción Católica.

Los leperos iban a jugar su primer partido, aprovechando que la afición local había crecido, durante las fiestas patronales. Pero el San Roque no tenía equipaciones adecuadas, entonces encontraron en el circo presente en el recinto ferial un joven que decía conocer a un trabajador de otra atracción con la equipación completa de un equipo. El chico puso como condición para pedírselas que él pudiese disputar ese encuentro. Así fue y las camisetas con las que el San Roque jugó el primer partido de su historia eran las del Iberia Sport Club, uno de los dos equipos que en 1932, junto con el Zaragoza Club Deportivo, se fusionaron para crear el Zaragoza Foot-Ball Club (que posteriormente cambió su nombre a Real Zaragoza).  Este nuevo equipo maño luciría en su primera equipación el azul y el blanco, en honor a la federación aragonesa. En cambio, en su segunda vestimenta respetaría las rayas verticales de color amarillo y negro del Iberia Sport Club.

Esa camiseta amarilla y negra, aurinegra, es la que vistió el equipo lepero en su primer partido. Pero la unión entre el fútbol de Zaragoza y Lepe no terminó ahí. Al acabar el encuentro, Gonzalo Raúl Rodríguez, portero del San Roque y persona muy importante en la historia de los onubenses, compró todas las equipaciones por 850 pesetas. Sólo unos meses después, el 31 de octubre de 1956, quedaba fundado el Club Deportivo San Roque de Lepe, equipo que desde entonces siempre ha tenido como primera equipación una elástica aurinegra.

San Roque y Zaragoza se enfrentaron en el Municipal de Lepe / Grupo Joly

La vida y el fútbol siempre deparan sorpresas. El 4 de agosto de 2009 (casi 53 años del primer partido del conjunto lepero) San Roque y Zaragoza midieron sus fuerzas en pretemporada en tierras onubenses. El equipo maño se llevó la victoria por dos a tres, y en ese encuentro, como no podía ser de otra manera, los leperos vistieron de aurinegro pese a que jugaban contra el sucesor del Iberia Sport Club, pues ya esos colores son propios en el club andaluz. La casualidad hizo que el amarillo y el negro los unieran, unos colores que nunca separarán al fútbol de Zaragoza y Lepe.

Nacho Cartes

Periodista. El deporte por bandera, una auténtica pasión.

Deja un comentario