Real Madrid, Barcelona y la última jornada

Djukic falló un penalti que le dio una liga al Barcelona/ Jesús Rubio

Todo el planeta fútbol estará pendiente de lo que pase en La Rosaleda y en el Camp Nou en esta jornada 38. Aunque habrá más miradas puestas en tierras malagueñas por el ser el Real Madrid el que depende de sí mismo. Un punto le basta a los blancos para coronarse campeón de liga por trigésimo tercera vez en su historia. Un punto, siempre y cuando el Fútbol Club Barcelona venza al Eibar. Desde el partido en Vigo no para de hablarse de estas cuentas, esas que son tan favorables al Real Madrid pero que no siempre le han salido al equipo que partía con ventaja en la última jornada.

Hasta en siete ocasiones el líder cuando arrancaba la jornada final terminó perdiendo el título. Seis de ellos lo hicieron como visitante, condición que tendrá el Real Madrid. Sólo uno perdió el trofeo jugando en casa, ese fue el Depor con el, ya tristemente famoso, fallo de penalti de Djukic en el minuto 89. La Liga se la llevó el Barça, al igual que las dos que siempre recuerdan los blancos cuando llegan por delante al día decisivo. En el año 92 y también en el 93 el Tenerife de Jorge Valdano se convertía en una bestia negra para los de Concha Espina. Perdieron esos dos partidos y por ende las ligas en detrimento del Barcelona de Johan Cruyff. Los culés se han llevado hasta cuatro ligas comenzando en la segunda posición el último día de competición, a las tres anteriores hay que sumarle el primer título de liga de la historia. Corría el año 1929 y el Real Madrid, precisamente, perdía 2-0 ante el Athletic Club y cedía el título a los de la ciudad condal.

En tres ocasiones el Barcelona adelantó en la última jornada a los blancos, y hasta en cuatro temporadas diferentes el equipo de la capital perdía el torneo en el último día. Las tres que la liga acabó en manos del Barça y también en el año 1983, su derrota por 1-0 en Mestalla le daba la liga al Athletic de Javier Clemente. También Sevilla y Athletic en los años 40 perdieron su último partido y cedieron el título a manos de Atlético de Madrid y Valencia respectivamente.

Estos anteriores han sido los casos menos habituales, aún así son a los que se agarran desde can Barça. En el resto de casos en que la liga llegó sin decidirse a su última fecha sí ganó el equipo que lideraba la clasificación. En 30 de los 37 casos no hubo sorpresas en la jornada final. Las dos últimas veces que el Real Madrid se vio en esa tesitura salió airoso y se llevó el título. En el año 2003 debía ganar al Athletic Club para que la Real Sociedad no fuese el campeón de liga y cumplió con su objetivo. El precedente más negativo para el Fútbol Club Barcelona es el que ocurrió precisamente hace diez años, Real Madrid, Barcelona y también Sevilla llegaban con opciones a la última jornada. Los andaluces estaban en tercera posición y tenían que ganar y esperar dos derrotas, por tanto la pelea se centraba en los dos ‘gallitos’ de nuestro fútbol. Ese día el Barça goleó a un Nástic ya descendido. Cada gol culé parecía que les acercaba más a la liga, y más porque el equipo de Fabio Capello comenzó perdiendo ante el Real Mallorca. Ya en la segunda mitad José Antonio Reyes se disfrazó de héroe y llevó la alegría al Santiago Bernabéu y un nuevo título a sus vitrinas.

De todo ha pasado en el último día del campeonato, hasta ganar la liga en el último minuto. Eso fue lo que hizo la Real Sociedad en el año 1981, perdía por 1-0 en Gijón y el Real Madrid ganaba 1-3 en Valladolid, pero les bastaba sólo un punto a los ‘txuri urdin’ y Zamora igualó el partido sobre la bocina para llevar el trofeo al antiguo estadio de Atocha. Pero esto es sólo historia, cuando empiece a rodar el balón en La Rosaleda y en el Camp Nou se empezará a escribir otro capítulo. El fútbol decidirá si el Real Madrid suma una nueva liga o Málaga empezará a acompañar a Tenerife en la historia negra del club blanco. Y además, si Míchel se suma a Valdano en madridistas que dejaron sin una liga al Madrid y al final se la llevase el Barcelona. Madrid o Barça, esa será la cuestión cuando empiece a rodar el balón.

Nacho Cartes

Periodista. El deporte por bandera, una auténtica pasión.